Anecoop cierra un año histórico con facturación récord de 770 millones

El aumento se cifra en el ocho por ciento

Alejandro Monzón y Joan Mir
Alejandro Monzón y Joan MirLa RazónAnecoop

Anecoop, la mayor cooperativa hortofrutícola española, ha cerrado un 2020 histórico con una facturación récord de 770,5 millones de euros (un 8 por ciento más respecto al ejercicio anterior), pese a la disminución del 1,9 por ciento en volumen comercializado, hasta 826.000 toneladas.

El ejercicio, que engloba el periodo del 1 de octubre de 2019 al 30 de septiembre de 2020, registró unos cinco primeros meses muy positivos con valores superiores al resto de la campaña, afectada por la pandemia, según ha explicado el director general de Anecoop, Joan Mir, durante la presentación de los resultados por videconferencia.

En lo que llevamos de campaña, el volumen ha crecido un 3 por ciento y la facturación un 4,56 por ciento, lo que supone una vuelta a la normalidad y al crecimiento natural de la cooperativa.

Durante el pasado ejercicio, hubo algunas cosechas más cortas como es el caso de los cítricos y menos volumen de fruta de hueso por heladas y menos hortalizas por los temporales de septiembre. En concreto, en cítricos se comercializó un 13 por ciento menos pero la facturación creció un 11,3 por ciento; en sandía, kaki y fruta de hueso el volumen aumentó un 12 por ciento y las ventas un 10,3 por ciento; y en hortalizas el volumen decreció un 2,6 por ciento y la facturación subió un 1,7 por ciento.

Para los productos de cuarta y quinta gama (preparados) no fue un buen año debido al cierre del canal Horeca y la sustitución en los lineales de los supermercados por productos más eco y locales, mientras que la progresión en productos bio se frenó.

En vino, Anecoop ha alcanzado 24,4 millones de litros embotellados (+12,5 por ciento) y una facturación de 32,7 millones (+7,8 por ciento).

La cooperativa, que tiene 72 socios de seis comunidades autónomas, cooperativas y empresas hortofrutícolas y vinícolas, y representa a más de 25.000 agricultores españoles, ha exportado productos a 81 países y su cuota de exportación de cítricos se ha situado en el 8 por ciento, de sandía el 15 por ciento y del kaki el 45 por ciento.

Francia encabeza el listado de países de con 181.000 toneladas, seguido de España, con 172.500 y Alemania con 161.000, y otros destinos representativos son Italia, Eslovaquia, Polonia, Reino Unido, República Checa, Hungría y Suecia.

Según el presidente de Anecoop, Alejandro Monzón, la irrupción de la COVID-19 obligó al sector a aparcar temporalmente el movimiento reivindicativo, enfocando todos los esfuerzos hacia el suministro de alimentos en unos momentos críticos, con una demanda en toda Europa presa del pánico por temor al desabastecimiento.

Ha sido la campaña “más difícil” que ha tenido en sus 46 años de historia pero el sector primario ha sido “un gran ejemplo” de responsabilidad y de ánimo, según su director general, que ha reivindicado la importancia de la independencia alimentaria de un país en situaciones como la vivida con la pandemia.

Mir ha lamentado que “la ocurrencia de la Superliga” esté en boca de presidentes y ministros europeos mientras “no defienden igual” el sector primario, que es “esencial para la vida”.

En el ámbito de la sociedad, destacan la constitución de la cooperativa de segundo grado Ribercamp, el acuerdo de intercooperación entre Canso y Alzicoop, el acuerdo comercial entre Green Fruits y la cooperativa de Pedralba, la creación de Vall Blanca (fruta de hueso) y la puesta en marcha de ProVega, así como la reciente incorporación como socio de Costa de Almería.

Sobre los fondos europeos, Anecoop forma parte de tres proyectos y de otro próximamente y no descarta liderar alguno de ellos en las estrategias “De la granja a la mesa” o de sostenibilidad.

Monzón se ha referido al interés que ha despertado en los últimos años el sector agroalimentario en los fondos de inversión, con empresas españolas del sector “más baratas” que en otros países, y ha apuntado que, frente a ello, se necesita seguir mejorando la gestión.

Respecto al impacto del brexit, Mir ha expuesto el temor a que se activaran las inspecciones para la campaña de sandía y melón en verano, acción que se ha pospuesto, y ha asegurado que por el momento no ha habido consecuencias.

Sobre la exportación de cítricos a Estados Unidos, ve difícil volver a los volúmenes de 100.000 toneladas anteriores a los aranceles y no espera que haya cambios al respecto en las próximas campañas.