Advierten del uso preocupante del móvil entre los menores durante la pandemia

Los excesos son la antesala del trastorno adictivo

Una menor haciéndose un selfie con su móvil
Una menor haciéndose un selfie con su móvilDreamstimeLa Razón

Las limitaciones instauradas ya hace un año para la prevención de la pandemia de coronavirus han propiciado un uso preocupante de los móviles, los videojuegos, las apuestas online y las redes sociales por parte de los menores, lo que puede acarrear problemas serios de adicción, según los expertos.

Las restricciones derivadas de la crisis sanitaria de la covid-19 han supuesto “un cambio sin precedentes en nuestras formas habituales de relación, de ocio e, incluso, de trabajo o estudios”, ha señalado el psicólogo general sanitario y coordinador de la Asociación Alicantina de Afectados por la Ludopatía y otras adicciones ‘Vida Libre’, Antonio Castaños.

Internet ha cobrado protagonismo con “sus amplias y diversas opciones, provocando al mismo tiempo importantes riesgos para todas las personas, especialmente entre menores y adolescentes, más vulnerables al uso abusivo o desadaptativo de las tecnologías”, ha apuntado Castaños.

“Por ejemplo, en relación a la frecuencia del uso de videojuegos, el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones constataba que antes del confinamiento era de 1 a 3 días al mes, mientras que durante el mismo pasó a ser de 5 a 7 días a la semana, destacándose que el 9 por ciento de los menores de entre 14 y 17 años presentaba posible trastorno por tal actividad incluida por la OMS entre las conductas adictivas”, ha especificado.

Castaños subrayó también que “el teléfono móvil es el rey de las tecnologías. Lo posee un 70 por ciento de los menores de entre 10 y 15 años, se halla en casi el 99 por ciento de los hogares españoles y es el dispositivo más empleado para acceder a internet, según datos publicados el pasado año por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI)”.

La posibilidad de conexión permanente, su uso social, la multiplicidad de opciones y privacidad de su acceso favorecen que los menores establezcan un vínculo frecuentemente excesivo y, en algunos casos, desadaptativo”, ha apuntado.

“En las peligrosas apuestas, según la Dirección General de Ordenación del Juego, hubo también un aumento del 57 por ciento en nuevos jugadores, sobre todo jóvenes, manteniendo el juego online un incremento sostenido durante todo 2020”, ha dicho Castaños.

En ‘Vida Libre’ les preocupa que “dichos excesos se mantengan en algunos casos, favoreciendo el riesgo de un importante trastorno adictivo, más allá de las circunstancias pandémicas actuales”.

“En nuestro Centro de Día venimos observado en los últimos meses un aumento de las consultas realizadas por madres y padres sobre el uso problemático de internet (móvil, redes sociales, videojuegos y apuestas online) por sus hijos menores, lo que causa intenso malestar y preocupación en el entorno familiar”, ha revelado este especialista.

Para Castaños, es “comprensible” que los progenitores “se alarmen, al no diferenciar si tales comportamientos representan un diagnóstico de adicción o se trata de un exceso sin mayores consecuencias”.

Tal dificultad de valoración suele originar discusiones y actitudes opuestas entre los padres que, en el peor de los casos, incrementarán el desconcierto del menor, quien se apoyará en el progenitor más permisivo para mantener tales conductas, ha indicado.

Con el fin de paliar esas circunstancias y prevenir la aparición de dichos trastornos en adolescentes, ‘Vida Libre’ ofrece a madres y padres, de manera gratuita y confidencial, el asesoramiento necesario, tanto telefónico como presencial, que favorezca el diagnóstico correspondiente y las recomendaciones para su prevención o asistencia.

Además, esta entidad ha iniciado una campaña que abarcará a una veintena de institutos de la ciudad de Alicante, en la que se aporta la información precisa para detectar tempranamente estos trastornos en el alumnado.

“En una segunda etapa muy próxima dirigiremos a las asociaciones de madres y padres los criterios necesarios para identificar la gravedad del problema, aconsejando pautas preventivo-educativas, siempre ampliables mediante la consulta y recomendaciones gratuitas, indicadas en cada caso por nuestro equipo profesional”, ha avanzado Castaños.