Un abril de “lluvias mil” en la Comunitat Valenciana

El mes fue el mes con menos horas de sol desde 1983 y segundo más frío del siglo

Una persona recorre la Marjal del Moro cuando un manto de bruma ha cubierto el paisaje durante este último martes de abril de 2021
Una persona recorre la Marjal del Moro cuando un manto de bruma ha cubierto el paisaje durante este último martes de abril de 2021Kai FörsterlingEFE

Abril ha sido un mes frío y muy húmedo en la Comunitat Valenciana, con una temperatura media de 12′5 grados, medio grado por debajo de la climatología de referencia, y una precipitación acumulada 87′9 litros por metro cuadrado, un 77 por ciento superior al promedio climático del periodo 1981-2010 (49′6 litros).

Además, la abundante nubosidad ha hecho que este abril haya sido el mes con menos insolación de la serie histórica de la Comunitat Valenciana (desde 1983), con una anomalía de 80 horas de sol, y han dejado a la Comunitat como una de las zonas con mayor déficit de insolación del continente, según el resumen climatológico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Por segundo mes consecutivo, la temperatura media ha estado por debajo del promedio normal, y junto con abril de 2009 este ha sido el segundo mes de abril más frío del siglo, tras abril de 2004.Ha habido gran diferencia entre las noches y los días, ya que mientras las noches han tenido una media mensual 0,4 grados superior al promedio normal, los días han sido 1,3 grados más fríos.

Las temperaturas más altas del mes se registraron el día 6, que fue el primer día del año 2021 en el que superaron los 30 grados en alguna localidad de la Comunitat, como Elche, que registró 30,8 grados de máxima; Sumacàrcer, con 30,5, y Xàtiva con 30,1 grados.

Por el contrario, los días 7 y 17 se registraron heladas débiles en el interior, y las temperaturas más bajas del mes se registraron el día 7: -2,6 grados en Fredes y -2,5 grados en Castellfort. Prácticamente en todo el territorio abril ha tenido una temperatura media inferior al promedio normal, aunque se ha notado más el carácter frío en los litorales de Valencia y Castellón. En los observatorios de las ciudades de València y Castelló de la Plana, ha sido el mes de abril más frío desde 1991.

La precipitación acumulada en abril ha sido de 87,9 litros por metro cuadrado, un 77 por ciento superior a la del promedio climático del periodo, un dato que globalmente califica al mes como muy húmedo en las tres provincias: en Alicante la precipitación acumulada fue algo superior al doble de lo normal; en Valencia el superávit fue del 67 por ciento y Castellón tuvo un superávit pluviométrico en abril del 68.

Durante abril hubo hasta 22 días de lluvias apreciable en algún punto del territorio, y en algunos observatorios ha supuesto récord de días de precipitación apreciable en el mes de abril. Por ejemplo, en el de Valencia fueron 18 días, el valor más alto en un mes de abril y que iguala el máximo absoluto de los meses de enero de 1997 y de octubre de 2008.

En el observatorio de Alicante hubo 15 días de precipitación apreciable, el valor más alto en un mes de abril desde 1946 (16 días), y en Castelló fueron 13 días, el valor más alto en abril desde 2007 (18 días).Salvo algunos episodios puntuales, las precipitaciones se caracterizaron más por la persistencia que por la intensidad, aunque alguna tormenta presentó adversidad en zonas muy localizadas.

En amplias zonas de las tres provincias se han superado los 100 litros por metro cuadrado de precipitación acumulada en abril. El máximo se ha registrado en la Vilavella, con 146,8, mientras que en Moncofa fueron 142,5. En estas localidades, y en otras de la Plana Baixa como Artana o Nules, se registró una intensa granizada el día 11. Muy destacable fue también la tormenta del día 26, que descargó con intensidad en Elche, donde se llegaron a acumular hasta 65,3 litros en unas pocas horas durante la tarde, con granizo que en algunos barrios de la ciudad llegó a tener un diámetro de 8 centímetros.

En función a la precipitación normal en cada punto, abril ha sido muy húmedo en casi dos terceras partes del territorio, húmedo en casi en un tercio y con un carácter extremadamente húmedo en una pequeña franja entre el sur de l’Alcoià y el este de l’Alt Vinalopó.