Bonig pide a Puig que se enfrente al Gobierno central como ella se enfrentó a Rajoy

La todavía líder del PP no se despide de Les Corts ni Puig elogia su labor

La presidenta del PPCV y Portavoz del grupo parlamentario, Isabel Bonig, a su llegada a la sesión de control tras anunciar que no se presentará a la reelección de su cargo en el próximo congreso del PPCV
La presidenta del PPCV y Portavoz del grupo parlamentario, Isabel Bonig, a su llegada a la sesión de control tras anunciar que no se presentará a la reelección de su cargo en el próximo congreso del PPCVManuel BruqueEFE

En su última sesión de control como portavoz del PP, Isabel Bonig se ha reivindicado ante Puig pero también ante los suyos, pidiendo al presidente de la Generalitat que pida justicia para la Comunitat Valenciana al gobierno de España “como yo se la pedí a Mariano Rajoy”. Ha sido la única alusión personal a sus seis años de “travesía del desierto” al frente de un PP que atravesaba su peor momento. No ha querido despedirse del hemiciclo y se ha ceñido a su labor institucional estricta: “mi obligación aquí es ponerle ante el espejo de la realidad. Me hubiera gustado encontrar en usted una persona que hubiera aceptado la colaboración. Lo que usted pretendía era la rendición del PP y eso nunca”.

El tono ha sido bronco y ni Bonig ni Puig se han concedido una despedida o un gesto amable. Nada.

Bonig ha dicho que el presidente era soso, poco serio y poco formal. Le ha acusado de atacar y perseguir a la libertad educativa, empresarial, lingüística, informativa, judicial, de elegir medico o colegio”. Y le ha espetado el mantra: “comunismo o libertad”, y lo ha completa comparando Cataluña con Madrid: “ruina o prosperidad”.

Le ha dicho que no tenía credibilidad respecto al cambio de modelos de financiación. “El IVA de 2017 se reclamó judicialmente en Castilla-León y ganó y Galicia y Andalucía ganarán. Y usted calló”.

Ha mencionado los 1.325 millones de euros de partida ficticia: “derechos que ponía en diciembre y derechos que recortaba en enero”. Ha continuado que ha subido la deuda 3.300 millones de euros y le ha reprochado que “aquí hemos debatidos todos los casos de presuntas irregularidades del PP, cuando llega la de sus hermanos entonces se acaban las comisiones de investigación. Tiene mucha jeta”.

Y ha concluido que según la EPA, “la Comunitat Valenciana es la que más paro ha creado. 398.000 parados. 38 por ciento de paro juvenil”. Y le ha reprochado que ha construido “cero hospitales y cero centros de salud y va a quedarse solo con el 35 por ciento de los contratados por la covid”.

Puig le ha contestado que al principio legislatura hubo un problema con la dana y luego pandemia. Y ha explicado que la Comunitat “es un pueblo más cohesionado, responsable y orgulloso de si mismo, y de sus profesionales sanitarios. Llevamos 45 días con la menor incidencia”. Y ha dicho que la Comunitat ha destinado el mayor paquete de ayudas para trabajadores y ayudas.

Ni un gesto, ni una despedida, ni un guiño por parte de ninguno de los dos.