Interceptan en Alicante un paquete con la “molécula de Dios”, una droga muy peligrosa

Esta sustancia alucinógena puede llegar a provocar la muerte

La "molécula de Dios" es una droga alucinógena muy peligrosa
La "molécula de Dios" es una droga alucinógena muy peligrosaLa RazónLa Razón

Un paquete con una droga alucinógena muy peligrosa conocida como la “molécula de Dios” ha sido interceptado en el aeropuerto de Alicante procedente de México en bolsas que simulaban incienso aromático. La 5-MeO-DMT es un compuesto psicoactivo que se puede encontrar de forma natural en la piel de ejemplares de sapo de los géneros “incilius” que tiene un consumo muy peligroso porque puede provocar alteraciones del ritmo cardíaco, con riesgo de muerte.

Según la Guardia Civil, que ha realizado la actuación en colaboración con la Agencia Tributaria, se han decomisado 41,73 gramos de este estupefaciente que tenía como destinatario un particular de la localidad alicantina de Monóvar, español de 45 años que ha sido detenido.

El paquete fue detectado sobre las 12 horas del pasado 26 de marzo por agentes de la Benemérita que prestan servicios bajo la jurisdicción del Administrador de la Aduana en el aeropuerto internacional de Alicante-Elche ‘Miguel Hernández’, concretamente en el control de mercancías de la zona de carga.

Se observó mediante rayos X y se procedió a la apertura para hallar en el interior unos objetos decorativos para quemar sustancias aromáticas junto a varias bolsitas pequeñas de plástico que simulaban incienso cristalizado.

Un primer análisis arrojó un resultado positivo en anfentaminas y metanfentaminas aunque posteriormente se determinó que se trataba del compuesto 5-MeO-DMT. Al vecino de Monóvar destinatario se le arrestó el pasado día 29 por los supuestos delitos contra la salud pública y por contrabando y tras ser puesto a disposición del juzgado de guardia de Elche quedó en libertad con cargos.

Como publicó LA RAZÓN, a raíz de la detención de Nacho Vidal el pasado 3 de junio por el presunto homicidio imprudente del fotógrafo José Luis Abad en un ritual con veneno de sapo, han crecido exponencialmente los anuncios en Internet ofreciendo esta experiencia con la sustancia conocida como “la molécula de Dios”.

¿Qué es la ayahuasca?

El origen de este alucinógeno data de hace cientos de años, pero lo cierto es que en los últimos tiempos su consumo parece haberse popularizado en España. Al menos, eso es lo que apuntan algunos medios nacionales, que han alertaron ya hace casi un año sobre la proliferación del consumo en nuestro país de la ayahuasca, un brebaje alucinógeno utilizado por los chamanes del Amazonas que contiene la ‘molécula de Dios’.

La ayahuasca o ‘yagé’ es una bebida que surge de la combinación de dos plantas: la propia ayahuasca (Banisteriopsis capi) y arbustos como la chacruna (Psychotria viridis). Ésta y otras plantas contienen la mencionada DMT (dimetiltriptamina), una sustancia que provoca importantes alteraciones en la conciencia y potentes alucinaciones en los sujetos que la toman. De hecho, tomar estas hojas por separado no provoca ningún efecto en nuestro organismo, sólo a través de la mezcla de ambas plantas se consiguen.

La dimetiltriptamina está presente también en la piel de algunos sapos como el bufo alvarius, cuyas glándulas segregan esta sustancia que también se puede fumar y que, unido a las alucinaciones, genera en aquellos que la inhalan un gran estado de ansiedad y euforia.

El DMT provoca unos efectos únicos que no se pueden equiparar a los de ningún otro psicotrópico. Sin embargo su intensidad depende en gran medida de la manera en que se consume. Por ejemplo, si este alucinógeno se inhala o inyecta, los efectos son inmediatos y mucho más potentes que cuando se bebe a través de la ayahuasca, cuyas sensaciones no se notan hasta pasada media hora pero se prolongan mucho más en el tiempo.