Mazón-Catalá tienen trabajo por delante

Dos retos para el tándem: convencer a Anaya para retirar su candidatura contra Mazón y a Camps para favorecer a Catalá

El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki Zaragüeta
El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki ZaragüetaLa Razón

Carlos Mazón ha formado tándem con María José Catalá para conquistar de una vez la Generalitat y la Alcaldía de Valencia y ha reconfirmado que la portavoz municipal ha sido y es la encargada en introducirlo en las diferentes asociaciones y organizaciones regionales ubicadas en el «cap i casal». Por cierto, según mi amigo Rogelio, en esa misión está ayudando quien fuera colaborador estrecho de Eduardo Zaplana, Jesús Sánchez Carrascosa.

Este nuevo equipo, cuya candidatura oficial se hará pública, imagino, en cuanto la Junta Directiva de mañana convoque el Congreso regional, afronta dos retos de cierta urgencia: convencer a José Vicente Anaya, alcalde de Ayora, de que desista de su propósito por competir contra Carlos Mazón y hacer lo propio con el expresidente Francisco Camps, cuya aspiración a la Alcaldía la hace cada día más consistente y la propaga «urbi et orbi». Dicen que «si no es en el PP, será en otro tipo de candidatura».

Coincido con mi amigo en que esas dos misiones son importantes. La primera, más urgente porque se trata de dejar libre el camino de Mazón-Catalá a la dirección del PPCV. Su repercusión es orgánica.

La segunda se centra más en lo social, en lo electoral aunque queden aún dos años, pero también más preocupante porque Camps, tras salir victorioso de todos sus asuntos judiciales -8 ó 9 a cero- podría, para bien o para mal, dar un bocado a la bolsa de votos del PP y de Vox. Así es la vida.