Una encuesta del PP apunta la posibilidad de un vuelco electoral en la Comunitat Valenciana

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, asegura que un sondeo de abril da un empate técnico entre PP y PSPV

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig
La presidenta del PPCV, Isabel BonigRober Solsona Europa Press

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha hecho públicos hoy los datos de una encuesta de Metroscopia realizada durante el mes de abril en la que se refleja que hay “posibilidad de vuelco electoral” en la Comunitat Valenciana. Ha asegurado que en estos momentos hay un “empate técnico” entre los populares, con 30-31 escaños, y el PSPV-PSOE, con 29-31. Ningún partido obtendría la mayoría necesaria para gobernar, 50 diputados, y tendría que pactar con otras fuerzas políticas.

En las últimas elecciones autonómicas el PSPV obtuvo 27 escaños, seguido del PP con 19, Ciudadanos 18, Compromís 17, Vox 10 y Unides Podem 8.

La popular se ha referido a esta encuesta para defender el trabajo hecho hasta ahora tras anunciar que deja su escaño en Les Corts y también la primer línea política. El motivo es la decisión de la dirección nacional del PP de apostar por una nueva candidatura para el PPCV.

Ha explicado que acepta la decisión de Génova y ha admitido que le hubiese gustado tener una segunda oportunidad. “En las únicas elecciones autonómicas a las que me he presentado como candidata a la presidencia de la Generalitat se quedó a 4.311 votos de poder formar gobierno con Ciudadanos y Vox”, y ha asegurado que fue ella la que empezó a poner las bases de la defensa de la libertad, como luego ha hecho en Madrid Isabel Díaz Ayuso.

“Hay una forma de hacer política 100 por 100 PP, defender sin complejos el PP, eso a mí me encanta”. La popular ha recordado que siempre ha hecho bandera de la libertad y que ha trabajado para desenmascarar el proyecto de Ximo Puig, “que busca la anexión con Cataluña” y también la corrupción. “Me he dedicado más de esto que a mis contrincantes internos” .

Sin adelanto electoral

Fuentes populares aseguran que en Presidencia de la Generalitat son conscientes de que las encuestas no les son favorables y que, por este motivo, no se plantean un adelanto electoral.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, defendió la pasada semana que no había razones para pensar que se pudiesen adelantar las elecciones y aseguró que la pandemia había unido más al Consell.