Cañizares invita al papa Francisco a visitar Valencia y Puig afirma que estaría “encantado” de recibirle

En una intervención telemática destaca que “en vida y deporte si olvidamos gratitud, perdemos el partido”

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el estadio Ciutat de València durante la conexión en directo con el papa Francisco
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el estadio Ciutat de València durante la conexión en directo con el papa FranciscoBiel AliñoEFE

El papa Francisco ha advertido que en el deporte y en la vida “si olvidamos la gratitud, perdemos el partidos” durante su intervención telemática en el encuentro con jóvenes organizado por Scholas Occurrentes con motivo de la apertura de la nueva sede del proyecto educativo en Valencia.

Este ha sido su mensaje en una intervención telemática en la que han participado, entre otros, el cardenal Antonio Cañizares y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. El también arzobispo de Valencia ha agradecido la participación del papa y le ha instado a recibir a “Valencia, que es juventud, futuro, esperanza”, a los jóvenes “que son dinamismo, alegría, esa alegría que usted transmite continuamente” y a los “niños que esperan una educación actualizada y una alternativa; eso es Scholas”.

”Nos está ayudando muchísimo en Valencia, tanto a la enseñanza concertada como a la enseñanza pública”, ha afirmado y ha incidido en que está “al lado de los pobres, de los últimos, de los desheredados, los marginados y los inmigrantes. Estos días estamos teniendo una situación muy difícil con Marruecos, la conoce usted perfectamente”.

Le esperamos en Valencia, que pueda venir físicamente y darle un abrazo; ojalá sea pronto”, ha manifestado, al igual que Puig ha indicado que estarían “encantados de poder recibirle”.

En la inauguración de este proyecto con el que el Papa quiere transformar la sociedad a través de la cultura del encuentro y celebrado en el estadio Ciutat de València, también ha participado el presidente del Levante, Quico Catalán.

La jornada, que ha congregado más de 1.300 jóvenes de centros escolares y universitarios públicos y privados, se ha celebrado en un ambiente festivo con sorpresas como el canto multitudinario a los jóvenes que cumplían años o la interpretación de bulerías.

En la sesión ha tenido un protagonismo especial una pelota de trapo muy particular y cargada de poesía, que ha viajado por todas las escuelas Scholas y a la que se ha referido el propio pontífice.

Una persona que se olvida de donde viene, amputa su historia. Tener una pelota de trapo es recordar una época en la que la gratuidad del juego era mucho mejor que la sofisticación exterior”, ha asegurado el papa. Ha agregado que “era la gratuidad de encontrarse. Por eso, la pelota de trapo es un signo de gratuidad y en el deporte y en la vida, si olvidamos la gratuidad, perdemos el partido”.

El presidente Puig ha destacado ante el papa que la “fraternidad” constituye el elemento indispensable para “superar todas las pandemias a las que nos enfrentamos, tanto la sanitaria como la de la probreza, la desigualdad, la xenofibia o el fanatismo”.

Ha señalado que la juventud es “nuestra esperanza de futuro” y “gracias a su responsabilidad y su generosidad, la Comunitat Valenciana está superando la pandemia”, según ha informado la Generalitat.

Ximo Puig ha asegurado que los jóvenes se enfrentan actualmente a enormes desafíos, por lo que se debe evitar “que pierdan la esperanza”, así como “derrotismos, cinismo y resignación”, y ha insistido en la necesidad de apostar por la fraternidad.

En este sentido, ha referido a la última encíclica del papa Francisco, que ha calificado de “faro para las personas de buena voluntad”, en la que su Santidad anima a “reconocer al otro el derecho a ser él mismo y a ser diferente”.