Bajan las listas de espera de la dependencia un 80 por ciento en la ciudad de Valencia

Actualmente, hay menos de tres mil solicitudes esperando una resolución

La edil de Servicios Sociales en València, Isabel Lozano, en la rueda de prensa.
La edil de Servicios Sociales en València, Isabel Lozano, en la rueda de prensa.AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA-TWITTER AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA-TWITTER

El Ayuntamiento de Valencia ha reducido en más de un 80 por ciento las listas de espera para el reconocimiento de la dependencia en los seis meses que lleva funcionando el Plan de Mejora de Dependencia, impulsado por la Concejalía de Bienestar Social en noviembre de 2020.

La concejala del área, Isabel Lozano, ha realizado un balance de la aplicación de este plan, al llegar a la mitad del periodo de aplicación, y ha asegurado que esta buena marcha permite augurar que, a la conclusión del programa, se habrá conseguido el objetivo de dejar a cero la lista de espera.

Desde la aprobación de la Ley de dependencia, en la ciudad de València se han tramitado 42.127 solicitudes, la mayor parte de las cuales se gestionaron entre los años 2015-2021, ha informado el Ayuntamiento.

Para la concejala, esto refleja “el compromiso y la apuesta por la buena gestión de la dependencia del actual gobierno, que no se había dado en los años anteriores”.

De hecho, ha dicho, en los ocho años transcurridos desde la puesta en marcha de la normativa, en 2007, hasta el año 2015, se tramitaron 15.195 solicitudes, mientras que entre 2015 y 2021, tras el cambio de gobierno, se han tramitado 29.927 solicitudes, ha destacado.

En cuanto a las personas beneficiarias en el sistema de prestaciones de la dependencia, de 2007-2015, el total de personas admitidas en el sistema en la ciudad ascendió a 12.914 (1.614 por año de media), mientras que desde mayo de 2015 a 2021 se han sumado 25.293 personas beneficiarias.

“A fecha de hoy, hay 27.504 personas dadas de alta en la ciudad, lo que contrasta con las 7.369 que había cuando se produjo el cambio de gobierno en 2015”, ha afirmado la concejala Lozano.

El equipo de Gobierno local impulsó en noviembre pasado el Plan de mejora de dependencia, cuyos objetivos pasaban por acabar con la lista de espera, que entonces ascendía a 6.500 casos; poner al día las revisiones de grado, cambios o nuevos recursos; asumir el incremento de solicitudes de los últimos años; reducir los tiempos de registro y de valoraciones en los domicilios; y realizar un seguimiento el impacto de la pandemia en las personas mayores.

Los resultados reflejan que en seis meses se ha conseguido reducir el tiempo de registro de las solicitudes de 12 a 2-3 meses de media; se ha incrementado el ritmo de valoraciones en más de un 55 por ciento, y se ha logrado subsanar 5.541 instancias ya presentadas y tramitadas (2021).

Actualmente, de los 801.545 habitantes de la ciudad, el 21 por ciento (168.328 personas) tiene más de 65 años, y las proyecciones para los próximos años incrementan estas cifras: 173.385 personas en 2023 y 209.468 en 2033.

Los porcentajes por sexos de personas de más de 56 años que viven solas se sitúan en un 33,43 por ciento de mujeres y un 15,82 por ciento de hombres, y en el caso de las personas con grados de discapacidad superior al 65 por ciento, éstas constituyen el 5,48 por ciento de la población de la ciudad.

A fecha de hoy quedan por resolver las 1.250 solicitudes pendientes de la lista de espera, a las que hay que sumar las 1.555 nuevas peticiones de este año, según las mismas fuentes.