Polémica por un reportaje sobre el Tajo-Segura en RTVE, los regantes valencianos emitirán una queja por “tratarnos como ricachones”

Aseguran que se da una visión parcial en la que se acusa a los agricultores de “robar” agua a otras regiones pobres

Caravana de vehículos y camiones desde IFEMA para protestar contra el recorte de caudal del Trasvase Tajo-Segura
Caravana de vehículos y camiones desde IFEMA para protestar contra el recorte de caudal del Trasvase Tajo-Segura FOTO: Jesús Hellín Europa Press

En la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunitat Valenciana (Fecoreva) todavía les duraba ayer lunes el enfado por el contenido de un reportaje titulado «El pulso del agua» que se emitió el pasado sábado en el veterano programa Informe Semanal de TVE.

«Nos trata como si los agricultores que recibimos el agua fuéramos ricachones, que robamos el agua a los más pobres, pero la realidad es que el trasvase beneficia a toda España», explica a LA RAZÓN el vicepresidente de Fecoreva, José Antonio Andújar. En los próximos días remitirá una carta al Consejo de Administración de RTVE para expresar formalmente su queja por un reportaje que considera parcial.

En total se entrevista a 12 personas, seis son regantes del trasvase y cinco testimonios de los municipios «ribereños» que tienen constituida una asociación y cuyo vicepresidente, interviene en dos ocasiones. «Los sacan más tiempo», asegura Andújar.

Además, se incluyen unas declaraciones del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, que critica la política hídrica puesta en marcha hasta el momento, «se ha negociado sobre derechos y no sobre la disponibilidad de recursos».

Para Andújar faltan aportaciones históricas que permitan al espectador contar con los suficientes elementos para emitir su propio juicio. «No hay ecuanimidad y voy a exigir que se aclare», e insiste en que es necesario que se explique que el aumento del caudal ecológico del río- 150 hectómetros cúbicos- no tendrá efecto en los municipios colindantes a los embalses de Entrepeñas y Buendía y, sin embargo, es fundamental para los agricultores de Alicante, de la Región de Murcia y de Almería. «Para el conjunto del Tajo esta cantidad de hectómetros es imperceptible y para nosotros es vital».

Andújar insiste en que los que reciben este agua son agricultores que trabajan el campo y que si este trasvase se construyó fue para que España pudiese exportar y tuviese garantizada también su propia producción agroalimentaria.

El vicepresidente de Fecoreva apunta también a una cuestión que sí se apunta en el reportaje, el dinero que pagan cada año los agricultores receptores del trasvase para compensar a la cuenca cedente. «Los 22 pueblos de Castilla- La Mancha han recibido 230 millones de euros en los 42 años que lleva el trasvase en funcionamiento», sin embargo, a día de hoy, no sé sabe en qué se ha empleado ese dinero. Andújar asegura que se podrían haber hecho inversiones muy provechosas para sus habitantes, incluidas algunas que evitarían que en verano tuviesen cortes de abastecimiento.