Las exportaciones de clementinas desde Castellón a EEUU se reducen a cero tras la crisis de los aranceles

Los agricultores valencianos prevén serias dificultades para recuperar el mercado norteamericano

AVA-ASAJA pide a la UE que compense a través de medidas de apoyo a los sectores agrarios valencianos y españoles
AVA-ASAJA pide a la UE que compense a través de medidas de apoyo a los sectores agrarios valencianos y españoles FOTO: JLBORT/GVA

Los aranceles del 25 por ciento impuestos desde 2019 a los cítricos europeos han acabado reduciendo a cero las exportaciones de clementinas desde el puerto de Castellón rumbo a EEUU. Así lo han explicado hoy desde la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) quienes han destacado que de cara a la próxima campaña, la organización prevé serias dificultades para reconquistar este mercado por el terreno perdido durante estos años frente a países terceros como Marruecos.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha reclamado hoy que la Unión Europea (UE) compense a los agricultores por las graves pérdidas que han experimentado durante los últimos años a causa de los aranceles del 25 por ciento impuestos por EEUU a los productos agroalimentarios procedentes de la UE.

En este sentido, piden que se compense a través de medidas de apoyo a los sectores agrarios valencianos y españoles que se han visto “gravemente perjudicados por esta guerra comercial desatada por causas ajenas”.

“Se trataba de un abuso y fruto de una injusticia donde los agricultores europeos son los que han pagado los platos rotos por una disputa aeronáutica en el que ambas partes habían cometido el mismo delito”, han apuntado desde AVA.

Los envíos españoles de vino con destino a EEUU han bajado a la mitad, pasando de unas ventas anuales de 283 millones a 139 en la pasada campaña. Peor comportamiento han tenido las exportaciones de aceite, que se han desplomado un 80% durante dicho conflicto en el que era el segundo importador mundial tras Italia.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, lamenta que “la solución diplomática que hemos pedido todo este tiempo no haya llegado hasta que la UE tenía luz verde por parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para contrarrestar con aranceles por valor de 3.300 millones de dólares en productos de todo tipo entre los que, sorprendentemente, Bruselas no había incluido a la almendra a pesar del extraordinario impacto que tienen las importaciones californianas sobre la rentabilidad de nuestros productores.

“Nos alegramos del giro que ha dado la Administración Biden porque EEUU es un mercado muy interesante con 328 millones de consumidores potenciales, pero la UE debe demostrar una mayor defensa y sensibilidad hacia los intereses de sus agricultores y ganaderos”.