Las playas de interior en Alicante, un refugio contra las aglomeraciones

No solo de costa vive el bañista. Alicante esconde entre sus montañas unas espectaculares piscinas naturales en las que escapar del bullicio

El río Serpis a su paso por Lorcha
El río Serpis a su paso por LorchaLa RazónTurismo CV

No solo de costa vive el bañista y, aunque a todos nos encantan las playas alicantinas (Jávea, Benissa, Teulada-Moraira, l’Albir...) el interior de la provincia esconde entre sus montañas piscinas naturales en las que escapar del bullicio de la arena, algo que se agradece sobre todo en estos tiempos.

Pero, ¿cuáles son estos estos rincones a los que nos referimos? Se trata de Gorg del Salt, Alt de Senabre y Lorcha.

Saltos de agua, pozas y cascadas perfectas de aguas cristalinas para huir de la ajetreada ciudad. Bañarse en estas tres piscinas naturales de la provincia alicantina, donde el agua está mucho más fresca, es para auténticos valientes.

Vayamos por partes. El Gorg del Salt es una poza del Barranc de l’Encantà (o Barranco de la Encantada), que el viajero puede localizar en el término municipal de Planes, en la comarca del Comtat. Se trata de una balsa que se ha formado en uno de los saltos de agua del río. Se encuentra en el fondo de un barranco y hay que bajar unos cuantos escalones para llegar y bañarse. Una vez llegado a destino, sin duda merece la pena.

Con sus 75 kilómetros de longitud, el Serpis es uno de los ríos más importantes que discurre por la provincia de Alicante. Nace en la alcoyana Font Roja, y a lo largo de su recorrido, este curso fluvial hace parada en un pantano donde el viajero puede darse un chapuzón con agua muy fresca y revitalizante. Se trata del Alt del Senabre.

Precisamente, el Serpis termina en la localidad de Lorcha. Antes de llegar a este pueblo de la comarca del Comtat y bajo la atenta mirada de un puente pétreo, su cauce se torna un poco más calmado. Dando lugar a una cómoda y no masificada zona de baño. Ideal para hacer una parada y refrescarse del calor que ya empieza a reinar en la Comunitat Valeciana.