Los socialistas acusan a Mónica Oltra de romper “las reglas del juego del Botànic”

Mata, indignado por la reunión de la vicepresidenta con los sindicatos sanitarios

El president de la Generalitat, Ximo Puig, conversa con la vicepresidenta, Mónica Oltra, durante la sesión de control de Les Corts
El president de la Generalitat, Ximo Puig, conversa con la vicepresidenta, Mónica Oltra, durante la sesión de control de Les CortsManuel BruqueEFE

El vicesecretario general del PSPV-PSOE, Manolo Mata, ha acusado este miércoles a la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, de “romper unas reglas de juego que hasta ahora han venido funcionando” en el Botànic.

Mata se ha pronunciado así sobre la reunión que Oltra mantuvo este martes con representantes sindicales del ámbito sanitario que le pidieron que se busque una vía diferente a la de crear una empresa pública para la reversión del departamento de salud de Torrevieja, y tras la que abogó por que se aplique el mismo modelo que en Alzira.

El dirigente socialista ha señalado que se trata de una situación “muy grave, de las más graves que ha habido”, pues es como si el president de la Generalitatl, Ximo Puig, recibiera a la patronal de las residencias Aerte, que hace “muchas críticas” a la vicepresidenta, o a las “decenas de Ayuntamientos” que no están a favor del contrato programa que ella propone.

“Escenificar una posición contraria a la de la consellera de Sanidad” y hacerlo en la sede de la vicepresidencia del Consell, no en la de Compromís, “me parece muy mal”, ha aseverado Mata, para quien se trata de “un fracaso” de los protocolos con los que el Botànic se ha organizado, pues los miembros del Consell pueden tener “visiones diferentes”, pero al final se adopta una decisión en el Ejecutivo.

Sin embargo, el síndic de Compromís, Fran Ferri, ha defendido que Oltra tiene entre sus responsabilidades la de coordinación política del Consell, así como competencias en el área sociosanitaria, por lo que esa reunión se enmarca en las funciones que tiene la vicepresidencia.

“Está bien que se inicie un proceso de diálogo con todos, pero sobre todo se ha de producir también en el seno del Consell” entre sus integrantes, ha afirmado Ferri, quien se ha mostrado convencido de que finalmente se llegará a un acuerdo.

Además, ha recordado que el president de la Generalitat, XimoPuig, afirmó que había una propuesta de Sanidad sobre Torrevieja y ahora tocaba “sentarse para buscar otros caminos”, y ha insistido en que todos los partidos del Botànic comparten que la gestión de la sanidad que depende de fondos públicos debe ser “totalmente pública” en la Comunitat.

La síndica de Unides Podem, Pilar Lima, ha dicho que se alegran de que Compromís se sume a la demanda de la gestión “cien por cien pública” de la sanidad y ha reiterado que la vía de la empresa mercantil no es la “correcta”, por lo que confía en que se llegue a un acuerdo para aplicar el modelo de Alzira en el que será “el segundo hospital desprivatizado del País Valencià, España y Europa”.

Para el portavoz adjunto del PP Miguel Barrachina, este es uno de los “frentes” que hay en el interior del Consell, unido a los de la financiación, el trasvase Tajo-Segura o la “pelea de sillones” en la empresa pública de vivienda.