Balance de la noche de San Juan en Valencia: botellones de hasta 900 personas en plena ciudad

La Policía detiene a cuatro personas por agresiones tras despejar la zona

En la plaza de Honduras volvieron a producirse botellones multitudinarios
En la plaza de Honduras volvieron a producirse botellones multitudinariosPP PP

La Policía Nacional ha identificado durante la pasadas Noche de San Juan a 236 personas y ha detenido a 4 por agresiones tras despejar a centenares de personas que se habían concentrado en zonas de ocio de la ciudad de Valencia, según fuentes de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana.

A partir de la una de la madrugada, los equipos policiales se desplazaron a zonas de ocio de la capital valenciana, como la Marina Real o Plaza Honduras, ante la presencia de centenares de personas, quedando dispersadas poco después.

No obstante, en torno a las 02:30, se alertó de la presencia de unas 900 personas en el parque central de la avenida Blasco Ibáñez, ocupando todo el ancho del jardín y extendiéndose en unos 800 metros de avenida.

Se produjeron varias agresiones y la Policía detuvo a los autores y, tras el despliegue de unidades, las personas allí reunidas abandonaron el lugar de forma pacífica.

En el resto de la Comunitat, la tranquilidad ha sido la nota predominante en la Noche de San Juan, donde por segundo año consecutivo las principales playas cerraron anoche sus playas para cumplir con las restricciones contra la covid-19 y evitar aglomeraciones.

Según estas fuentes, un amplio dispositivo de seguridad ha impedido la celebración de fiestas y aglomeraciones en las playas de las tres provincias y no se han registraron incidentes ni afluencia masiva de personas en las zonas perimetradas de la costa.

No obstante, la Policía Nacional movilizó varias unidades en lugares de ocio de la ciudad de València después que se produjeran varias aglomeraciones de gente, la más importante en la avenida de Blasco Ibáñez.

En total, la Policía Nacional identificó a 236 personas por diversas infracciones y detuvo a otras 4 por atentado a agente de la autoridad, lesiones y robo con intimidación.

El dispositivo estaba conformado por más de 3.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que se desplegaron por todo el litoral valenciano y las capitales de comarca.

La delegada del Gobierno, Gloria Calero, ha agradecido la labor policial “en una noche complicada” y ha puesto en valor la responsabilidad de la ciudadanía, pues “la gran mayoría ha seguido con responsabilidad las indicaciones”.

En Castellón, hubo poca afluencia de personas a lo largo del paseo marítimo del Grao. La Policía Local estableció cierres perimetrales en los accesos a la playa y la Policía Nacional intensificó su presencia y las personas que se acercaron a la zona se dispersaron.

En Alicante capital tampoco se detectaron grandes botellones y en “el resto de las Comisarias locales la normalidad también ha sido la tónica general”.

Según Calero, la situación en las lugares de ocio de la capital del Turia “fue más complicada, pero gracias al trabajo de la Policía Nacional y a su rápida reacción estas zonas quedaron despejadas durante la madrugada de forma pacífica”.