Indemnizan a la EMT con 2,1 millones por el incendio de las cocheras

La aseguradora ha comprobado que las instalaciones estaban al corriente de todas las revisiones

Casi 30 autobuses se vieron afectados por el incendio
Casi 30 autobuses se vieron afectados por el incendioManuel BruqueEFE

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València ha recibido 2.101.170 euros por parte de la compañía aseguradora como indemnización por el incendio sufrido en el Depósito Sur en diciembre del año pasado.

La compañía aseguradora ha cubierto el valor completo por el que estaban asegurados los autobuses y las instalaciones tras verificar que las instalaciones estaban al corriente de todas las revisiones oportunas y que el informe policial confirmara que el incendio fue un accidente, según un comunicado de la entidad.

“Tal y como dijimos en su momento y pese a las graves acusaciones que recibimos, todo estaba en orden en la empresa y el seguro ha cubierto completamente el siniestro”, ha explicado el presidente de EMT, Giuseppe Grezzi.

Por tanto, según ha indicado Grezzi, el incendio “no ha tenido ningún impacto negativo en las cuentas de la empresa porque, gracias a la buena gestión de la empresa, contamos con un buen seguro que cubre íntegramente este tipo de accidentes”.

En enero, la compañía de seguros adelantó un primer pago de 600.000 euros, que ya cubrió el daño contable de los autobuses y las instalaciones afectadas por el incendio, valorado en 237.000 euros, y ahora ha realizado otro pago con el resto del importe.

Además, según el edil, el seguro también cubre el valor por el que estaban asegurados estos bienes en la póliza.

“Por eso, a pesar del accidente, la buena gestión nos ha permitido recuperar el dinero y las compensaciones previstas en la póliza con una indemnización de 2,1 millones de euros”, ha señalado Grezzi.

De estos 2,1 millones de euros, 1,66 millones corresponden a los vehículos que quedaron calcinados, según las fuentes, que recuerdan que estos autobuses iban a ser retirados debido a su antigüedad dentro del plan de renovación de la flota, por lo que contablemente ya estaban amortizados, con excepción de uno cuyo valor residual era de 34.000 euros.

La aseguradora también ha incluido 174.252 euros por las instalaciones que quedaron afectadas, así como otros daños materiales en los equipos eléctricos a bordo de los autobuses (154.360 euros) o los vehículos dañados (32.455 euros).

“Además, el plan de renovación de la flota iniciado hace seis años para retirar los vehículos más viejos ha permitido que el siniestro tampoco tenga ningún impacto negativo en la flota o en el servicio. Como ya estaba previsto, fueron reemplazados de inmediato con la llegada de los últimos 164 autobuses híbridos nuevos”, ha añadido Grezzi.