Camps: la retirada es ya su única opción

Acertará política, social y es posible que familiarmente si deja de encrespar las aguas del PP valenciano

El expresident de la Generalitat valenciana Francisco Camps
El expresident de la Generalitat valenciana Francisco CampsKai FörsterlingEFE

Una vez que el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha decidido dar un paso que ya debería haber dado hace tiempo, solo le queda la opción de abandonar la fantasía de ir de candidato del PP a la Alcaldía de Valencia.

Su obsesión de hoy es una utopía, tal como dictaba la Lógica que yo estudié en Filosofía «aquello posible que jamás se alcanzará». Acertará política, social y es posible que familiarmente si deja de encrespar las aguas del PP valenciano para no ser arrollado por la marejada por él mismo provocada. Su currículum popular le obliga a ello. Es el momento de otros.

Por más justificada que esté su euforia por las absoluciones y sobreseimientos de las causas judiciales, su victoria procesal no le deja expeditas las vías que considere, menos aún la reincidencia en desestabilizar la candidatura de María José Catalá al «cap i casal».

El PP puede que le deba algo, pero debería preguntarse cuánto le debe él al PP. Y por supuesto, me niego a aceptar el pensamiento de mi amigo Rogelio sobre la posibilidad de que acepte la invitación de algún otro partido o de algún tipo de asociación valencianista a competir contra el PP. Así es la vida.