El Consejo de Política Fiscal celebrará una reunión sobre financiación a propuesta de la Generalitat valenciana

El conseller de Hacienda celebra que el Ministerio ingrese a las autonomías el mes de IVA pendiente desde 2017

El conseller de Hacienda, Vicent Soler (dcha-1) asiste al Consejo de Política Fiscal y Financiera
El conseller de Hacienda, Vicent Soler (dcha-1) asiste al Consejo de Política Fiscal y FinancieraMiguel Ángel PoloEFE

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) celebrará una reunión monográfica sobre la reforma del modelo de financiación a propuesta de la Generalitat valenciana, según ha anunciado este miércoles el conseller de Hacienda, Vicent Soler.

El conseller también ha destacado de la reunión de hoy que los 13.486 millones del Fondo Extraordinario Covid 2021 se repartirán siguiendo el criterio de población ajustada, tal y como ha solicitado siguiendo el mandato de la Comisión Mixta Consell-Corts.

Soler ha mostrado su satisfacción por que se ingrese a las autonomías el mes de IVA pendiente desde 2017 y que se aumenten las entregas a cuenta del sistema de financiación un 6 por ciento, hasta los 6.600 millones, según informa la Generalitat.

El titular de Hacienda ha lanzado la propuesta de celebrar un pleno monográfico sobre financiación autonómica “partiendo de la base de que todas las autonomías están infrafinanciadas por lo que, desde el consenso y el diálogo, analizando todos los aspectos técnicos necesarios, hay que abordar sin miedo el debate sobre una reforma donde todas deben salir ganando y que debe conseguir que todos los ciudadanos, con independencia de su lugar de residencia, dispongan de unos servicios públicos fundamentales equivalentes”.

“Los matices que tenemos las autonomías sobre el sistema de financiación son de orden menor porque coincidimos en el análisis de que necesitamos más recursos, por lo que, si estamos dispuestos a debatir, estoy seguro de que podremos llegar a acuerdos”, ha asegurado el conseller de Hacienda antes de reiterar que ante la urgencia del tema “y ante la firme creencia de que todas las autonomías pueden salir ganando con un nuevo sistema, hay que sentarse a debatir con calma, tranquilidad y serenidad”.

El conseller de Hacienda ha realizado estas declaraciones durante su intervención en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se ha celebrado de forma telemática con la participación de todas las autonomías.

En el transcurso del encuentro, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado además que las entregas a cuenta las comunidades autónomas se elevarán hasta los 112.000 millones de euros, el mayor nivel de la historia, lo que “permitirá aliviar la situación de las finanzas autonómicas”, según Soler, quien ha lamentado que la tasa de referencia fijada para el año 2022 haya descendido al 0,6%, aunque seguirá vigente la suspensión de las reglas fiscales.

Por suerte y para garantizar los recursos suficientes a las autonomías, en relación a la liquidación del modelo de 2020 a percibir en 2022 y que se prevé negativa, será compensada en su totalidad por transferencias del Ministerio, que consignará 3.900 millones para ello” ha continuado Soler, quien ha recordado que se trata de una medida “excepcional y muy distinta de lo que sucedió con la anterior crisis, cuando la liquidación negativa de 2009 se aplazó, se fraccionó y aún se están devolviendo cerca de 91 millones anuales”.

Fondo extraordinario

En relación al reparto del Fondo Extraordinario Covid 2021, dotado con 13.486 millones de euros, Soler ha confirmado que se repartirá de acuerdo con el criterio de población ajustada tras someterlo a votación de las comunidades autónomas.

Una decisión mayoritaria que Soler ha acogido con satisfacción ya que coincide con una de las reivindicaciones que se acordaron este martes en la Comisión Mixta Consell-Corts y que así ha sido trasladada por el conseller.

“El criterio de población ajustada es el más equitativo y el que permitirá reducir las diferencias y sentar las bases del reparto de cara al nuevo modelo de financiación”, ha dicho.

“La mayor parte de los servicios que prestamos las comunidades autónomas son a las personas, en nuestro caso el 93 % de los recursos se destinan a las personas, por eso se debe seguir el criterio de población ajustada, lo contrario sería alimentar desigualdades territoriales”, ha precisado Soler en su intervención.

Además, y siguiendo lo acordado en la Comisión Mixta Consell-Corts, el conseller ha reclamado durante su intervención un mecanismo transitorio para compensar las diferencias de financiación por habitante de las autonomías infrafinanciadas y que ha cuantificado en 2.289 millones de euros, de los cuales 1.058 estarían destinados a la Comunitat Valenciana.

Un mecanismo transitorio que la ministra de Hacienda “ha aceptado y propuesto someter a votación, pese a que ha sido retirado por la oposición de algunas comunidades autónomas”, según la Generalitat.

Al respecto, Soler ha afirmado que pese a la “buena voluntad de la ministra, el ambiente no era el propicio”. “Algunas comunidades autónomas han mostrado su oposición, a pesar de que lo que se reclamaba era del todo justo, por lo que seguiremos trabajando para conseguirlo”, ha concluido.

Sobre la decisión de que las comunidades autónomas reciban en 2022 un total de 112.213 millones de euros en entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica, una cifra récord que se sumará a las compensaciones por la liquidación del ejercicio 2020 y por el IVA de 2017, con los que se espera paliar el efecto de la pandemia de coronavirus, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha dicho que uno de los principales objetivos del Gobierno es “que nadie se quede atrás y mucho menos las administraciones públicas responsables de proveer servicios”.

La ministra también ha explicado que en 2020, las comunidades recibieron entregas a cuenta equivalentes a un año normal, muy superiores a los ingresos reales que se obtuvieron finalmente debido a la pandemia, por lo que a la hora la liquidación del ejercicio -que se hace dos años después, en 2022- esta será negativa, es decir, que las regiones tendrán que devolver al Estado la diferencia entre los adelantos y los recursos que realmente les correspondían.

Para evitar que estas liquidaciones resten recursos a los servicios públicos, Hacienda va a transferir a las comunidades fondos equivalentes a la devolución de manera que, a efectos de financiación, para las regiones “no ha existido pandemia”, según Montero.