Puig pide compensación para la Comunitat Valenciana por atender a los turistas

El presidente de la Generalitat reclama a Pedro Sánchez un plan nacional para la salud mental infantil y juvenil

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo PuigJesús Hellín Europa Press

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha participado hoy en la 24ª Conferencia de Presidentes autonómicos celebrada en el Convento de San Esteban de Salamanca, en la que ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que reactive el Fondo de Garantía Asistencial (FOGA), paralizado desde hace años, de manera que la Comunitat Valenciana reciba una compensación económica por atender a lo que se conoce como «población flotante», es decir, todos los turistas españoles que visitan la región en verano -bien sea durante unos días o en su segunda residencia- y que son atendidos por la sanidad valenciana.

Esta ha sido una de las medidas planteadas por el ejecutivo valenciano en el terreno de las propuestas económicas, junto con el hecho de que las autonomías puedan introducir dentro de los mecanismos de recuperación PERTE (Proyectos Estratégicos Para la Recuperación y la Transformación Económica) sectores de importancia regional, aunque no tengan un gran peso en el ámbito nacional. En el caso de la Comunitat Valenciana serían algunos como el azulejo, el juguete o el plástico.

Además, Puig planteó la creación de un fondo para luchar contra la despoblación, uno de los problemas que más inquietan al presidente valenciano.

Salud mental infantil

En otro orden de cosas, en la sección de medidas sanitarias para salir de la pandemia, el jefe del Consell ha pedido al presidente del Gobierno un plan nacional de salud mental infantil, adolescente y juvenil, unos de los colectivos más afectados por el estrés causado por la pandemia.

Además, ha solicitado asimismo un plan de acompañamiento para todas aquellas personas, sobre todo de la tercera edad, que viven solas y que han experimentado una fuerte sensación de soledad a lo largo de la pandemia.

La tercera y última propuesta en el apartado de medidas sanitarias ha sido una estrategia nacional para hacer frente a la covid persistente, es decir, para ayudar a todas aquellas personas que padecen las secuelas de esta enfermedad, de forma que se cuantifique el impacto de este problema de salud pública y se adopten medidas de seguimiento e intervención asistencial.

Aparte de estos temas, contemplados en el orden del día de la reunión, Puig ha exigido, una vez más, una reforma de la financiación autonómica que permita que todas las autonomías perciban lo que les corresponde por población para hacer frente a los gastos de Educación, Sanidad y Bienestar Social. «La igualdad entre los ciudadanos es fundamental», resaltó el presidente.

Ha hecho también referencia a la justicia fiscal, para evitar que algunas autonomías -en referencia a Madrid- practiquen el conocido como «dumpling fiscal», es decir, dar más facilidades fiscales a las empresas y grandes patrimonios.

Por última, otra de las grandes reivindicaciones para la Comunitat, la falta de agua. El presidente ha reclamado agua para los valencianos «para siempre y a un precio justo», en referencia al recorte del trasvase Tajo-Segura aprobado por el Gobierno central esta misma semana.