Un policía fuera de servicio salva a un hombre de morir ahogado en la playa de El Saler

Su embarcación se hundió y el oleaje no le permitía nadar hasta la orilla

El fuerte oleaje impedía al náufrago salir del mar
El fuerte oleaje impedía al náufrago salir del marKai FörsterlingEFE

Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio rescató el pasado sábado a un hombre que se encontraba en serias dificultades de mantenerse a flote en el mar después de que su embarcación se hundiera frente a la playa de El Saler de Valencia, a unos 250 metros de la orilla y con un fuerte oleaje.

El policía se encontraba en la playa cuando vio que la embarcación, que estaba fuera de la línea de boyas, levantaba el ancla y comenzaba a navegar hacia puerto, deteniéndose nuevamente a unos cien metros, informa la Policía Nacional.

Acto seguido uno de los tripulantes tiró el ancla, una acción que extrañó al policía, por lo que se quedó observando a la embarcación, cuando se percató que comenzaba a hundirse por popa, por lo que llamó rápidamente al 112 para alertar de lo que estaba sucediendo.

Mientras el agente comunicaba los hechos al teléfono de urgencias observó como los dos ocupantes, tras intentar manipular el motor, saltaron al agua después de que la embarcación se pusiese totalmente vertical, hasta llegar a perderlos de vista, debido al fuerte oleaje.

Al momento logró ver a uno de ellos, por lo que decidió tirarse al mar para ayudarle a salir.

Cuando el policía logró llegar hasta el hombre, este le manifestó que ayudara a su compañero, que era mayor y lo había perdido de vista, y que él podría alcanzar la orilla.

El agente al ver que era un hombre joven y que no se le veía exhausto, optó por buscar al otro náufrago localizándolo a unos 50 metros, observando que se encontraba al límite de sus fuerzas, intentando mantenerse a flote mientras el oleaje lo golpeaba.

Cuando lo alcanzó, otro hombre llegó también a nado y ambos consiguieron agarrarlo y llevarlo a la orilla, donde ya se encontraba el otro tripulante de la embarcación, momento en el que acudieron los bomberos y posteriormente la Guardia Civil.

El hombre, ya a salvo, agradeció a los rescatadores que lo hubieran sacado del agua y les manifestó que él no hubiera podido salir por sus propios medios, ya que estaba extenuado y tenía calambres en las piernas.

Asimismo la Guardia Civil felicitó por escrito al policía fuera de servicio, por su acción meritoria.

Salvamento Marítimo informó de que no se podía hacer nada por la embarcación ya que el estado del mar era malo y se encontraba anclada al fondo, han indicado las mismas fuentes.