El PP valenciano pide revisar los protocolos en los centros de mayores tras los nuevos brotes de covid

Exige que se estudie la viabilidad de aplicar una tercera dosis a residentes y trabajadores

A finales de julio había 24 brotes en residencias de la Comunitat Valenciana, 19 de ellos en centros de mayores
A finales de julio había 24 brotes en residencias de la Comunitat Valenciana, 19 de ellos en centros de mayoresJuan Carlos CárdenasEFE

La portavoz de Política Social del PP en Les Corts, Elena Bastidas, ha pedido a la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, que revise los protocolos de las residencias de mayores, tras surgir nuevos brotes de covid en las últimas semanas.

Bastidas ha manifestado que la vacunación “ha sido una barrera ante los contagios de gravedad”, pero ha considerado que los protocolos en estas instalaciones “deben ser revisados para no bajar la guardia”.

“Afortunadamente la mayoría de los casos son leves, pero seguimos estando ante un grupo de población de especial vulnerabilidad, por lo que hay que extremar todas las medidas”, ha insistido.

La diputada ha recordado que a lo largo del verano la Comunitat Valenciana ha registrado “un goteo de casos de covid en residencias”.

Ha dicho que a finales de julio, Oltra informaba de brotes en 24 residencias (19 de mayores, una de infancia y cuatro de diversidad funcional), y en agosto se han detectado brotes numerosos en localidades como Navarrés y Vila-real que han disparado el número de casos.

La diputada ha avanzado que presentará en Les Corts una serie de preguntas dirigidas a la vicepresidenta para conocer el origen de los últimos brotes, cuántos residentes y trabajadores se han visto afectados y la gravedad de los casos.

Asimismo, ha insistido en que los protocolos de entradas, salidas y visitas deben ser inspeccionados regularmente “y deben ir acompañados de otra serie de medidas”.

Además, ha defendido la necesidad de realizar un estudio que pueda constatar el grado de inmunidad ante la covid en las residencias para mayores, así como estudiar la necesidad y viabilidad de administrar una tercera dosis de la vacuna a los residentes y trabajadores.

“Todo ello sin olvidar la necesidad de hacer cribados periódicos y la realización de PCR a los trabajadores que se incorporan tras las vacaciones, al personal que cubre vacantes y a los usuarios que regresen de visitas familiares o estancias hospitalarias”, ha manifestado.

Para Bastidas, los mayores “han sido los más perjudicados por el virus y debemos aprender de lo que ocurrió en la primera ola, donde las residencias vivieron sus peores momentos”.

ca