Historia

El legado medieval de la Ruta de los Monasterios en Valencia

Historia y naturaleza se dan la mano en este recorrido por cinco municipios de la provincia

El Monasterio de Santa María de la Valldigna, en Simat de la Valldigna
El Monasterio de Santa María de la Valldigna, en Simat de la Valldigna FOTO: La Razón La Razón

Llega septiembre, y con él, el final progresivo de la etapa estival y las ganas de realizar otro tipo de turismo, más alejado de las hermosas calas y de los chiringuitos. La Comunitat Valenciana ofrece infinidad de opciones para realizar excursiones que combinen las bondades de una buena ruta de montaña con una agradable visita cultural.

Es el caso de la conocida como Ruta de los Monasterios, en la provincia de Valencia, un recorrido turístico que permite al viajero ponerse en contacto con el legado medieval a través de edificaciones antiguas llamadas Monasterios o «Casas de Dios», por el sentido religioso a partir del cual fueron creados durante la Edad Media.

La Ruta de los Monasterios de Valencia recorre los edificios en los que vivían en comunidad los miembros de las órdenes religiosas. Actualmente, esas edificaciones son de interés turístico, así como las localidades en donde están situados y los parajes o veredas que conducen hasta ellos.

El recorrido puede realizarse mediante cuatro rutas bien señalizadas y marcadas bien sea a pie, a caballo, en bicicleta o en coche. Existen cinco monasterios localizados en una extensión de 90 kilómetros, entre los cuales hacen vida las comunidades de más de 20 municipios.

Además, la Ruta de los Monasterios ofrece credenciales para los visitantes peregrinos, las cuales se pueden recoger en la oficina de turismo del municipio de Gandia, al comienzo de la ruta.

El recorrido de la ruta es el siguiente: Monasterio de San Jerónimo de Cotalba (Alfauir); Monasterio del Corpus Christi (Llutxent); Monasterio de Santa María de la Valldigna (Simat de Valldigna); Monasterio de Aguas Vivas (Carcaixent) y Monasterio de La Murta (Alzira).

Recorrido a pie

El sendero está totalmente señalizado desde el municipio de Gandia hasta el de Alzira. El recorrido es de 55 km, pasa por los cinco monasterios y 17 municipios. La duración es de 2 a 3 días en su recorrido corto. El visitante caminará por sendas históricas de la época medieval, montañas, vías de ferrocarril y ciudades. El recorrido largo es de 75 km y permite visitar también los cinco monasterios y 21 municipios. El tramo final de la ruta se conoce como «El Paso del Pobre». En este tramo el visitante podrá disfrutar de los hermosos valles de Aigües Vives, La Casella y La Murta.

Recorrido a caballo

Comprende una ruta ecuestre homologada y oficializada como tal en España, en la cual el visitante hará el recorrido que se hace en la ruta a pie, pero con algunas variantes derivadas de las condiciones necesarias y adecuaciones realizadas para el paso de los caballos. La ruta a caballo comienza en el Monasterio de San Jerónimo y no en el municipio de Gandia. El recorrido es de alrededor de 80 km hasta llegar al Monasterio de la Murta en Alzira, punto final de la ruta.

Recorrido en bicicleta

Los visitantes también pueden hacer el recorrido de la Ruta de los Monasterios de Valencia en bicicleta, ya que el camino ha sido debidamente señalizado para el paso de bicicletas de montaña. Se trata de 123 kms de longitud de un tramo o recorrido circular. La ruta debe iniciarse y finalizar en Alzira. Se atraviesan 22 municipios y se pueden visitar los 5 monasterios.

Recorrido en coche

Se puede realizar también el recorrido en coche. A escasos 8 km de Gandia se encuentra el Monasterio de San Jerónimo de Cotalba (Alfauir), primer monasterio de la ruta, luego llega el Convento del Corpus Christi, el cual es el lugar preferido de partida por muchos turistas para iniciar la visita a los monasterios. Hay que conducir con cuidado el tramo hasta llegar al Monasterio de Santa María de la Valldigna y luego de allí seguir el recorrido hasta el Monasterio de Aigües Vives y el Monasterio de La Murta en Alzira.