Supenden temporalmente la búsqueda del cadáver de Marta Calvo

La familia se muestra “descolocada” por el resultado infructuoso “de momento”

La Guardia Civil prosigue la búsqueda de la joven Marta Calvo
La joven Marta Calvo desapareció hace dos añosKai FörsterlingEFE

La Guardia Civil ha suspendido temporalmente la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo en una antigua cantera, utilizada también como vertedero, en el municipio valenciano de Castelló, cercano al de Manuel, a la espera de poder contar con apoyos de otros cuerpos de Emergencias que colaboran en el operativo.

Según han informado fuentes de este cuerpo, las labores de búsqueda son complejas por lo escarpado del terreno y por la cantidad de vegetación y materiales que es necesario retirar.

Por este motivo, además del personal de homicidios de la Guardia Civil formaban parte del operativo unidades caninas y de montaña, además de varias unidades de brigadistas forestales, especialistas en las labores de desbroce.

Por el momento no se ha informado sobre cuándo se podrá reanudar la búsqueda, pero las mismas fuentes insisten en que no han concluido las tareas en esta zona.

La búsqueda se inició el miércoles de la semana pasada en un paraje conocido como la Fuente Amarga, y el jueves se trasladó a la citada cantera, donde ha continuado durante la mañana de este lunes.

Esta actuación se realiza a raíz del rastreo del móvil del autor confeso de la desaparición, Jorge Ignacio P.J., en prisión preventiva desde diciembre de 2019.

A los agentes les consta que Jorge Ignacio P.J. estuvo en esas zonas concretas de los términos municipales de Manuel y Castelló aunque nunca se refirió a ellas en su declaración, por lo que ahora las tareas se centran en inspeccionar esos lugares por si aportan nuevas pistas para la localización del cuerpo de Marta Calvo.

La búsqueda se realiza en una zona perimetrada a partir del posicionamiento del móvil del sospechoso y las ubicaciones en las que estuvo cuando sucedieron los hechos.

Durante el miércoles el operativo estuvo centrado en el paraje natural La Fuente Amarga, mientras que el jueves las labores de búsqueda se centraron en una cantera ubicada en el término municipal de Castellò (antiguamente Villanueva de Castellón), localidad cercana a Manuel.

La familia, descolocada

Por su parte, la familia de Marta Calvo, la joven cuyo cuerpo se trata de localizar desde hace 22 meses, vive con desconcierto el proceso de una nueva búsqueda en una zona cercana a la localidad de Manuel, donde supuestamente fue asesinada, que está resultando infructuosa por el momento. Según ha explicado el portavoz familiar, Mariano Navarro, la madre de esta joven valenciana se encuentra “descolocada” porque “había puesto unas expectativas importantes en que se hallase el cuerpo de su hija porque pensaba que ese era el lugar y porque piensa que ha sido bastante corta la búsqueda”.

Este portavoz ha indicado que los especialistas de la Guardia Civil que dirigen la búsqueda se han puesto en contacto con la familia para informar de que ya han “peinado” el terreno en el que creían que podían hallar indicios o restos de la joven desaparecida.

”Aún así, la madre sigue teniendo plena confianza en la Guardia Civil y en sus líneas de trabajo, pero cuesta, es un golpe duro porque había muchas expectativas en esta búsqueda”, ha apuntado Navarro.

Por su parte, Sergio Calvo Martínez, padre de Marta, ha manifestado que, aunque la última búsqueda “no haya dado los frutos que todos esperábamos (en la localización del cadáver de Marta), sabemos que la Guardia Civil se está dejando la piel en este caso”.

”A las puertas del segundo aniversario de su desaparición, los que tanto queríamos y seguimos queriendo a Marta no perdemos la esperanza de que alguna de las vías de investigación acabe con la localización de su cuerpo, algo que nos permitiría poderlo velar y otorgarle el descanso que ella merece”, ha agregado. Según Sergio Calvo, “no existe mayor dolor para un padre que saber que la respuesta a dónde está su hija se encuentra en la conciencia de una persona que, pudiendo decirlo, prefiere hacer mayor nuestro sufrimiento”.