Opinión

Sánchez, Puig y Ribó deben una explicación a los valencianos
Han de aclarar si su falta de apoyo para celebrar la Copa América en Valencia se debe a una presión para beneficiar a Barcelona
foto-autor

Pedro Sánchez, Ximo Puig y Joan Ribó deben una explicación a los valencianos por su falta de apoyo a la celebración en Valencia de la 37 edición de la Copa América en 2024 después de que el Real Club Náutico se haya visto obligado a retirar su candidatura «por falta de apoyo institucional».

Nos deben una explicación por partida doble. Por un lado, para aclarar por qué no se han defendido la candidatura. Por otro, por si ha existido algún tipo de presión o connivencia con la aspiración de Barcelona. Lamentablemente, el abandono valenciano beneficia la aspiración de la ciudad condal, precisamente en unos tiempos de especial protagonismo de la negociación del Gobierno central con Cataluña en beneficio de la permanencia de Sánchez en la Moncloa.

Sería una vergüenza si este segundo supuesto fuese verdad, cuando es bien sabido las ventajas que ofrece la mar valenciana como se demostró en la elección de las ediciones de 2007 y 2010. Es más que probable que hubiera sucedido lo mismo tras el abandono del Team New Zealand a a desarrollarla en su país en 2024 como le corresponde tras vencer al italiano Luna Rossa.

La gran iniciativa del presidente y gerente del Real Club Náutico de Valencia, Alejandro Fliquete y Carlos Beltrán, de emular la que tuvieron en su día sus homólogos Manel Casanova y Juan Moreno se va a quedar en «agua de borrajas». Maldita la gracia tendría que por razones políticas, para mí espurias, se privará a la capital y a la Comunitat de un acontecimiento deportivo de extraordinaria repercusión y acelerador para la industria náutica, formación profesional y reactivación del turismo, lo cual nos beneficiaría para tener acceso a los fondos Next EU.

Conviene recordar que la capital del Turia ya fue sede de una de las mejores y más espectaculares ediciones en la historia de la Jarra de las Cien Guineas, como así se conoce también el evento, que cuenta con 167 años de historia, según la calificaron los propios participantes. Además de ofrecer uno de los mejores campos de regatas del mundo, con vientos estables y buenos, cuenta con muchos puntos a su favor como en materia de infraestructuras y experiencia. Así es la vida.