Crean una muñeca que neutraliza el coronavirus por lo que los niños la pueden compartir

Tiene capacidad antimicrobiana incluso tras cien lavados

Las muñecas diseñadas para no trasmitir el coronavirus cuando los niños las comparten en sus juegos
Las muñecas diseñadas para no trasmitir el coronavirus cuando los niños las comparten en sus juegos FOTO: La Razón La Razón

La primera muñeca capaz de neutralizar y evitar la transmisión del coronavirus en manos de los más pequeños de la casa será comercializada en el ámbito nacional e internacional por dos empresas alicantinas.

Fruto de la colaboración entre Weenup y Berjuan, de Petrer y Onil, ha nacido la muñeca ‘Sanibaby’, que ya cuenta con el certificado del Instituto Valenciano de Microbiología (IVAMI) con el objetivo de que “los niños vuelvan a jugar y compartir juguetes con normalidad”. ”Hasta el momento no existe ninguna muñeca en el mercado que neutralice los virus y bacterias”, ha explicado en un comunicado el gerente de Berjuan, César Bernabéu, quien ha añadido que este proyecto es producto “de una investigación nacional que ha sumado el conocimiento científico y la capacidad industrial para así luchar por objetivos comunes”.

Esta nueva tecnología sanitaria “supone un paso adelante” en la protección frente a la pandemia dado que los tejidos de la muñeca tienen “capacidad antimicrobiana, que mantienen las propiedades de desactivación del virus y bacterias del 99,99 por ciento hasta con 100 lavados”.

La comercialización de ‘Sanibaby’ está prevista en jugueterías tradicionales y plataformas online en diecisiete países, entre ellos Estados Unidos, Italia, Portugal, Rusia, India, Holanda, Argentina, Reino Unido, Dinamarca e Indonesia.

La fábrica de muñecas de Onil ya ha sido pionera en otros juguetes en el pasado, como el llamado ‘Bebé Glotón’, que fue el primer muñeco lactante del mundo y la ‘Mosquidolls’, la primera repelente de mosquitos. Por su parte, Weenup, de Petrer, se dedica a aportar a las empresas soluciones antivirales y antibacterianas con foco en el sector sanitario, industrias alimentarias y, en general, “en cualquier tipo de negocio en el que virus y bacterias representan una amenaza”. La colección de muñecas surgida de la colaboración de ambas empresas está dividida en tres líneas de mercado y una colección de vestidos, definidas por la edad de los niños y niñas a los que va dirigido el producto. Por este motivo, han diseñado muñecas de 40 centímetros recomendadas para niños y niñas de más de 3 años y también de 30 hechas con materiales más blandos para la primera infancia, con un precio de mercado que oscila entre alrededor de 30 y 50 euros.