Buscan a Marta Calvo en el pozo de una casa abandonada, “un buen lugar para esconder el cadáver”

La Guardia Civil registra una finca en busca de alguna pista sobre el cuerpo de la joven valenciana desaparecida en noviembre de 2019

Un pozo abierto y profundo en una casa situada junto a la carretera comarcal CV-562, que une Manuel con Villanueva de Castellón, y cerca de un cruce que va a la localidad de Senyera. Un grupo de agentes de la Guardia Civil, acompañados de perros adiestrados, rastrea la zona en busca del cuerpo de Marta Clavo, la joven valenciana desaparecida en noviembre de 2019.

A primera hora de la mañana, varios agentes de paisano, han rastreado los alrededores de la vivienda, rodeada de naranjos y a partir de mañana se intensificará la búsqueda con más efectivos, en un operativo que se prolongará durante varios días. La zona se sitúa en los alrededores de la localidad de Manuel, último municipio en que se tiene constancia que Marta estuvo con su presunto asesino, quien confesó haberla descuartizado tras una muerte accidental.

Cartel de desaparecida de Marta Calvo
Cartel de desaparecida de Marta Calvo SOSDESAPARECIDO

Después de volver a analizar todas las pistas del caso reunidas hasta el momento, dos han sido los motivos que han llevado a los investigadores hasta la vivienda abandonada. El primero de ellos, las declaraciones de una testigo que identificó al acusado y dijo que le vio en las inmediaciones y que “vio algo sospechoso”.

El otro, la declaración la declaración de un amigo de Jorge Ignacio P.J., que en marzo del año pasado acudió al grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Valencia para compartir con los agentes sus sospechas de que Jorge fuera el responsable del crimen.

El testigo, según adelantó el diario “Levante-EMV”, “no podía quitarse lo de Marta de la cabeza”, dijo que estaba convencido que la madre del principal sospechoso estaba al tanto de «de todo lo sucedido», tal y como le comentó el propio Jorge durante un recorrido en coche desde la casa del presunto asesino en l’Olleria a Gandía. Precisamente este comentario ha podido servir para que el el titular del juzgado de Instrucción número 20 de Valencia accediera a citar como testigo a la madre del principal sospechoso el próximo 15 de octubre, después de que así lo solicitaran las acusaciones particulares de esta causa judicial.

Pero volviendo a la declaración clave de este testigo, una de las afirmaciones más llamativas fue que en ese recorrido, cerca de la carretera CV-60, pasaron por una caseta derruida y el propio Jorge, que iba de copiloto se quedó mirándola y dijo: «Mira que lugar tan bueno para ocultar un cadáver».

El testigo no le dio importancia en ese momento, pero tras conocer la detención del principal sospechoso del asesinato de Marta Calvo y saber que los investigadores tenían pruebas de su implicación en otras dos muertes violentas y en ocho agresiones más, fue cuando se acordó del comentario y acudió a la Guardia Civil. en ese momento, Jorge la llevaba tres meses en prisión y los agentes llevaban dos meses buscando sin éxito en el Vertedero de Dos Aguas.

Durante su comparecencia ante los investigadores no pudo recordar en qué fecha se produjo la conversación -se limitó a decir que hacía calor- pero sí trató de colaborar con un dibujo a mano alzada de cómo era la caseta por la que habían pasado.

La Guardia Civil registró la vivienda de Manuel en la que el sospechoso presuntamente descuartizó el cadáver de Marta Calvo
La Guardia Civil registró la vivienda de Manuel en la que el sospechoso presuntamente descuartizó el cadáver de Marta Calvo FOTO: Raquel Segura EFE

A raíz de este testimonio, los agentes solicitaron a la central de Mercedez Benz en España el acceso a los datos de geoposicionamiento del vehículo, para tratar de fijar el día y el lugar exacto en el que se encuentra esa casa. Los agentes consideran que Jorge ya había asesinado a la joven colombiana Lady Marcela Vargas y que realizó el comentario en voz alta como si estuviera pensando en algún lugar para futuros crímenes. De hecho, están convencidos de que Jorge estaba pendiente de sitios propicios para deshacerse de un cuerpo cerca de la casa de Manuel, a la que solía llevar a sus víctimas.

“Nunca se ha parado de buscar”

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, ha subrayado ante los medios de comunicación que la investigación de la Guardia Civil sobre la desaparición y muerte de Marta Calvo no ha parado y ha señalado que los agentes investigan si aparecen nuevos indicios.

La búsqueda se retomó el pasado mes de agosto por la zona aunque se suspendió hace más de 15 días después de que los agentes centraran su trabajo en un vertedero ilegal próximo a Manuel. En concreto, los agentes rastrearon la cantera de Castelló, a unos tres kilómetros de Manuel; así como el paraje natural de Font Amarga en Manuel, la Ermita de Santa Ana en Llosa de Ranes y una zona rural en los alrededores de la localidad de Castelló.

La búsqueda se ha reactivado ahora con varios dispositivos desplegados por la zona de Manuel a la espera de poder encontrar el cuerpo de la joven, que desapareció hace más de dos años tras haber mantenido un contacto sexual con el detenido, que declaró que la chica falleció de forma accidental en un episodio de relaciones sexuales y cocaína y posteriormente descuartizó el cuerpo y distribuyó sus restos por contenedores.

“La investigación no ha parado, sigue adelante”, ha dicho la delegada, que ha añadido que, hasta que la Guardia Civil no cierra un caso, sigue investigando si aparecen nuevos indicios. Calero, que ha calificado la situación de “compleja y dolorosa”, ha explicado que en su día se reunió con la madre de Marta.

La declaración de la madre, clave para la familia de Marta

El portavoz de la familia materna de Marta Calvo, Mariano Navarro, ha celebrado la decisión del juzgado de citar como testigo a la madre del presunto asesino de la joven valenciana, algo que consideran “muy importante” porque siempre han creído que es “una pieza clave”, informa Efe.

“Consideramos que sabe más de lo que ha dicho y que está encubriendo a su hijo”, indicó el portavoz de la familia de Marta Calvo, que además destacó que después de varias negativas, es la primera vez desde la desaparición de la joven hace dos años que el juez ha aceptado que declare la madre del acusado.

Para Navarro, la petición de las acusaciones particulares tiene “más peso” y “más base” y es el momento de que hable y cuente “la verdad sobre lo que sucedió”. “Si existe un mínimo de humanidad en su persona, no debería negarse a responder a las preguntas de la Fiscalía y de los abogados de las acusaciones”, afirmó. Además, solicitó a los medios de comunicación que estuvieran presentes el día de la declaración para preguntarle a la madre sobre todo lo que sabe del caso.

El sospechoso de la muerte de Marta Calvo, Jorge Ignacio P.J., de 38 años, a su llegada al Juzgado 6 de Alzira (Valencia)
El sospechoso de la muerte de Marta Calvo, Jorge Ignacio P.J., de 38 años, a su llegada al Juzgado 6 de Alzira (Valencia) FOTO: Kai Försterling EFE

La declaración de la madre de Jorge Ignacio P.J. había sido solicitada por Pilar Jové, la abogada que representa a la madre de Marta Calvo, a partir de la declaración del amigo del detenido ante la Guardia Civil que afirmó que “si alguien sabe algo, evidentemente es la madre”.

También la había pedido el abogado Juan Carlos Navarro, quien representa a varias mujeres que sobrevivieron a los encuentros sexuales con cocaína con el detenido, sobre la base de un informe psiquiátrico incorporado recientemente a la causa que indica que la madre no aprobaba su estilo de vida y que a su juicio evidencia un alto nivel de complicidad entre ambos.