Un pozo profundo y sin sellar, última esperanza de encontrar a Marta Calvo

Agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) comienzan hoy a rastrear el pozo de 60 metros

Cartel de la desaparición de Marta Calvo
Cartel de la desaparición de Marta CalvoSOSDESAPARECIDO

El caso de la desaparición de Marta Calvo ha dado un vuelco en las últimas horas. La revisión del caso por parte de la Guardia Civil y, sobre todo de los testimonios de los testigos, han permitido albergar esperanzas a la familia de la joven valenciana desaparecida en noviembre de 2019. El foco de atención está en un pozo oculto en una caseta en ruinas, de fácil acceso, sin sellar y de unos 60 metros de profundidad. Un testimonio y el GPS de los móviles del asesino confeso, lo sitúan allí pocos días después de la desaparición.

El operativo será el mismo que el que se utilizó para localizar y rescatar el cuerpo de Wafaa Sebbah, la joven de 19 años que fue atada de pies y manos, asfixiada y disparada con una escopeta de perdigones por David S. O., una finca de su propiedad, situada en la localidad de Carcaixent (Valencia), también en noviembre de 2019. El cuerpo sin vida de la joven fue localizado el pasado mes de junio en un pozo de unos 30 metros de profundidad.

A pesar de la diferencia de altura de los dos pozos, el procedimiento de rastreo será el mismo. Cuando los agentes accedan a la caseta en la que se encuentra el pozo, que fue tapiada por el Ayuntamiento hace un año por seguridad, utilizarán una cámara subacuática para determinar la profundidad real del pozo, conocer si existe agua y hasta que altura llega y comprobar la composición y el estado de las paredes.

La Guardia Civil ha reanudado esta mañana la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo en una casa de campo abandonada del término municipal de Senyera (Valencia)
La Guardia Civil ha reanudado esta mañana la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo en una casa de campo abandonada del término municipal de Senyera (Valencia) FOTO: Ana Escobar EFE

Si en esta segunda inspección -la primera fue poco después de la desaparición pero no se realizó a fondo- se logra determinar que hay restos humanos, se procedería a grabar su estado y se procedería a montar el operativo para que un buzo especializado descienda e inicie las labores de recuperación del cadáver de una forma segura y que evite la posible eliminación de pruebas que puedan incriminar al asesino confeso, que ya se encuentra en prisión por otros dos crímenes y por el asalto a otras ocho mujeres.

Este nuevo impulso a la investigación llega después de muchos meses de trabajo de la Guardia Civil, que ha vuelto a revisar las pruebas y los testimonios, lo que les ha permitido dar con la caseta en ruinas en la que trabajan. De todos, dos han sido los determinantes, el de una testigo que aseguró que cuatro días después de la desaparición de Marta vio el coche a Jorge Ignacio P. J. en la carretera CV-562. Estaba junto a su Volkswagen Passat azul oscuro, con el maletero abierto y con una actitud sospechosa.

La Guardia Civil ha reanudado esta mañana la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo en una casa de campo abandonada del término municipal de Senyera (Valencia) en cuyo interior hay un pozo.
La Guardia Civil ha reanudado esta mañana la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo en una casa de campo abandonada del término municipal de Senyera (Valencia) en cuyo interior hay un pozo. FOTO: Ana Escobar EFE

A esta mujer le llamó mucho la atención su comportamiento porque es una carretera en la que los vehículos circulan a gran velocidad y el joven estaba invadiendo el carril contrario, poniendo en peligro a todos los que circulaban por ella.

Eran aproximadamente las 13:30 horas del 12 de noviembre, tres días después del asesinato de Marta y un día antes de que el asesino confeso se deshiciera de su coche para tratar de eliminar pruebas.

Además, un amigo del asesino confeso acudió al grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Valencia en marzo del año pasado para denunciar ante los agentes sus sospechas acerca de la culpabilidad de Jorge e indicar que su madre estaba al tanto de todo. En su declaración, dio detalles muy reveladores de una conversación que mantuvo con Jorge durante un viaje desde la localidad de Manuel a Gandía. Ese día, que no supo establecer el el calendario pero sí dijo que que hacía mucho, pasaron por una caseta derruida y el propio Jorge, que iba de copiloto se quedó mirándola y dijo: «Mira qué lugar tan bueno para ocultar un cadáver».

Los agentes buscaron sin éxito a Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas (Valencia)
Los agentes buscaron sin éxito a Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas (Valencia)

La confirmación de que el lugar puede ser el sitio en el que se deshizo del cuerpo es el posicionamiento de los teléfonos móviles de Jorge. Confirman que el testimonio de la testigo es real, estuvo en la caseta ese día. El principal sospechoso confesó que mató a Marta Calvo de manera accidental, que la descuartizó y que se deshizo de las partes del cuerpo en varios contenedores de basura, lo que llevó a los investigadores a rastrear sin éxito el vertedero ilegal en el paraje de la Font Amarga en el término municipal de Villanueva de Castellón. Pero ahora, parece que todas las pistas van encajando.

Por ello, esta nueva investigación llevó ayer a tres agentes hasta el lugar señalado por la testigo, acompañados de un perro adiestrado para la detección de restos cadavéricos y estuvieron inspeccionando la finca, rodeada de naranjos, para tratar de localizar los puntos clave en los que Jorge pudo tratar de deshacerse del cuerpo. El foco principal está en el pozo, en desuso desde hace más de siete años y que estaba sin sellar, aunque cubierto con una malla, a pesar de que los regantes decidieron dejar de utilizarlo. Era un lugar idóneo para arrojar un cuerpo y se podía aparcar junto al edificio antes de que el Ayuntamiento decidiera tapiarlo la caseta por seguridad.

Si las labores de búsqueda en el pozo no fructifican, los agentes volverán a revisar los puntos marcados por el perro durante el día de ayer, entre ellos, una casa abandonada, acequias y algunas zonas de los arcenes llenas de arbustos y malas hierbas.

Marta Calvo desapareció en la localidad de Manuel tras mantener una relación sexual esporádica con su presunto asesino
Marta Calvo desapareció en la localidad de Manuel tras mantener una relación sexual esporádica con su presunto asesino FOTO: Kai Försterling EFE

Nunca se ha dejado de buscar

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, insistió ayer en que la investigación de la Guardia Civil no ha parado. La búsqueda se retomó en agosto en un vertedero ilegal próximo a Manuel, donde los agentes rastrearon la cantera de Castelló, el paraje natural de Font Amarga, la Ermita de Santa Ana en Llosa de Ranes y una zona rural cerca de Castelló.

La búsqueda se ha reactivado ahora con varios dispositivos desplegados por la zona de Manuel a la espera de poder encontrar el cuerpo de la joven, que desapareció hace más de dos años tras haber mantenido un contacto sexual con el detenido, que declaró que la chica falleció de forma accidental en un episodio de relaciones sexuales y cocaína y posteriormente descuartizó el cuerpo y distribuyó sus restos por contenedores.