Fiscalía pide dos años de prisión al ex presidente del Valencia C.F., Pedro Cortés, por abusos a un menor

Le tocó los genitales mientras iban a la Ciudad Deportiva del Valencia

El expresidente del Valencia CF Pedro Cortés
El expresidente del Valencia CF Pedro Cortés FOTO: La Razón Superdeporte

La Fiscalía ha solicitado la pena de dos años de prisión por un presunto delito de abuso sexual a un menor, contra el expresidente del Valencia C.F., Pedro Cortés.

Según relata la calificación fiscal, el acusado manoseó la pierna y los genitales del menor cuando los trasladaba de vuelta hacia la Ciudad Deportiva del Valencia C.F. después de comer con él y su familia en un céntrico restaurante de la ciudad de Valencia.

La fiscal describe que el menor tenía un contrato de representación futbolística con la mercantil Woulfsoul Techology, que gestiona el hijo de Pedro Cortes, por lo que que el expresidente y el joven futbolista fraguaron una “relación de confianza”.

Señala la fiscal que “como en otras ocasiones, el acusado, el día 22 de noviembre de 2020 invitó la menor a comer junto a su familia, por lo que sobre las 13.00 horas recogió al menor en la Ciudad Deportiva del Valencia, desplazándose ambos hasta el Restaurante Casa Roberto de la ciudad de Valencia, donde comieron con otros familiares del acusado; en un momento dado durante la comida, el acusado con ánimo libidinoso se aproximó al oído del menor J. S. P., y le susurró “te voy a comer enterito”, si bien la comida continuó con normalidad. Una vez finalizada la comida, el acusado junto con el menor, se dirigió en su vehículo de nuevo hacia la Ciudad Deportiva del Valencia CF donde reside el menor. En el referido trayecto en un momento dado el acusado, guiado por su ánimo libidinoso, mientras mantenía su mano izquierda en el volante del vehículo, posó su mano derecha en el muslo izquierdo del menor comenzando a hacerle masajes en forma circular, desplazando su mano el acusado hasta la zona genital del menor llegando a colocarla sobre el pene del mismo, momento en que el menor apartó la mano del acusado quien acto seguido le dijo al menor ‘vida hay solo una y hay que disfrutarla’”.

Los padres del menor denunciaron los hechos y ahora la Fiscalía ha informado en relación a los mismo calificándolos de abusos sexuales, y por lo que pide la pena de dos años a de prisión, el alejamiento a 500 metros de cualquier lugar donde pueda estar el menor, y la indemnización de 6.000 euros.