Los valencianos se manifiestan para exigir al Gobierno una financiación sin discriminaciones

Todos los partidos, salvo Vox, sindicatos, asociaciones y patronal salen a la calle para pedir más recursos del Estado

Varias personas sostienen una pancarta donde se lee "Un pueblo unido por una financiación justa", durante una manifestación que parte de la Plaza Sant Agustí de Valencia
Varias personas sostienen una pancarta donde se lee "Un pueblo unido por una financiación justa", durante una manifestación que parte de la Plaza Sant Agustí de Valencia FOTO: Jorge Gil Europa Press

El tiempo no acompañaba y aún así en las tres capitales de provincia han registrado multitudinarias manifestaciones para exigir que se reforme el modelo de financiación autonómico que no discrimine a la Comunitat Valenciana. El actual está caducado desde 2014 y los diferentes gobiernos han ido incumpliendo las promesas realizadas provocando. En 2021, cada valenciano ha recibido 215 euros menos que la media de España y hasta 703 menos que la región mejor financiada.

El bucle electoral de 2015 y 2016, el «procés» o la covid han sido utilizados como pretexto para no poner sobre la mesa un nuevo modelo de financiación. Este ninguneo ha tenido un efecto poco habitual: todos los partidos con representación política en Les Corts, a excepción de Vox, mantienen una postura común sobre este asunto.

De hecho, la marcha se hace con una importantísima cuenta atrás. Antes de que acabe el mes se debe presentar un borrador de la propuesta que hace el Gobierno para que pueda empezar a negociarse.

Convocadas por la plataforma Per un finançament just bajo el lema “Un pueblo unido por una financiación justa”, la marcha ha contado con la presencia del presidente, Ximo Puig, de los principales líderes de los partidos con representación en Les Corts -salvo Vox-, el presidente de la patronal y los dirigentes autonómicos de UGT y CCOO.

En la primera y última manifestación celebrada hasta la fecha, en noviembre de 2017, gobernaba Mariano Rajoy. Entonces, el PP no se sumó a la marcha, aunque sí suscribió iniciativas junto al resto de partidos para exigir una financiación justa.

Ahora, con el socialista Pedro Sánchez al frente del Ejecutivo, le ha tocado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, dar un paso en frente. Ante del comienzo de la misma, ha vuelto a insistir en que la marcha no es contra nadie ni contra el Gobierno, sino “para visibilizar el problema valenciano y clamar por un nuevo modelo justo y que atienda la igualdad” tras años de “reivindicación” y “persistencia”. Ha asegurado que el Gobierno es consciente de la situación de desigualdad, y ha defendido que su actitud es “mucho mejor”.

Además, ha remarcado que es necesario el apoyo del PP para que reformar el modelo. “Hay que exigir al PP que actúe como un partido de Gobierno, con responsabilidad. Esto no es una reivindicación contra el Gobierno, sino una visibilización del problema valenciano”.

Por su parte, el presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, ha apuntado que los valencianos no buscan privilegios, como otros, “sino decir que ya llevamos mucho tiempo sin que nos toque y que las promesas hay que cumplirlas, que hemos de poner nuestra tierra por encima de cualquier tipo de reflexión partidista”.

La vicepresidenta del Consell y portavoz de Compromís, Mónica Oltra, ha puesto ejemplos sobre la importancia de cambiar este sistema caducado. “La financiación es nuestro dinero, nuestras escuelas, sanidad, dependencia... todo lo que necesitamos para ser una sociedad con derechos. Espero que el Gobierno cumpla con lo que le ha mandado el Congreso, porque esto no es una cuestión de magnanimidad. El presidente del Gobierno se comprometió a presentar un borrador de la financiación autonómica en los ocho primeros meses tras su investidura. Entendemos que ha habido una pandemia, somos comprensivos, pero es hora de cumplir la palabra, que es lo más importante en política”.

La portavoz de Ciudadanos en Les Corts, Ruth Merino, ha lamentado que en cuatro años no se haya avanzado demasiado, y aunque ha admitido que quizá ya se reconoce en toda España que la Comunitat es la peor financiada, la pelota está ahora en el tejado de Pedro Sánchez, que ha de llamar al resto de partidos, “negociar con altura de miras, alejado de partidismos”.

La consellera de Transparencia y portavoz de Unides-Podem, Rosa Pérez, ha insistido en que la infrafinanciación se traduce en peores políticas sociales, en peores oportunidades”.

Patronal y sindicatos

El presidente de la patronal, Salvador Navarro, ha suscrito las palabras de Puig asegurando que la manifestación no va contra nadie, “sino a favor de los intereses de los valencianos” y ha dicho que en estos años se ha reconocido el maltrato a la Comunitat Valencina. “Esta manifestación ha de servir para que se nos deje de tratar como españoles de segunda”.

Para el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, “el propósito de la manifestación no es otro que tener los mismos derechos que el resto de españoles y recuperar la renta per cápita de los valencianos, algo necesario para crear empleo de calidad o apoyar las políticas industriales”.

La secretaria general de CCOO-PV, Ana García, ha expresado su confianza en que un nuevo modelo “destierre” las desigualdades que sufre la Comunitat en materia de sanidad, educación y servicios sociales, porque “con un nuevo modelo podríamos tener otro proyecto de país, destinar recursos a políticas de empleo, la erradicación de la pobreza o la transición energética”.