Cuenta atrás para el traspaso de las Cercanías al Gobierno valenciano

En pleno caos por retrasos y cancelaciones de trenes, la Generalitat inicia las negociaciones para asumir la gestión de este servicio

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España
El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España FOTO: Ana Escobar EFE

La Generalitat iniciará en las próximas semanas las primeras reuniones técnicas para el traspaso de la gestión de las Cercanías solicitado por el Gobierno valenciano que, aunque será un “proceso muy complejo”, ayudará a tener un mejor servicio en la Comunitat Valenciana.

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, ha asegurado en una entrevista con EFE que en esas reuniones se verá cuánto cuesta la prestación del servicio de Cercanías en la Comunitat y los recursos existentes, y a partir de ahí se establecerá un calendario para llevar adelante la transferencia.

España ha admitido que la gestión propia del servicio no es “la solución a todos los problemas” pero sí puede ayudar a mejorar las Cercanías, siempre que el traspaso a la Generalitat se haga con los recursos suficientes, tanto financieros como humanos.

“Ya hemos hablado con el Ministerio de Política Territorial, que es el que gestiona las transferencias a las comunidades autónomas, y estamos hablando con el Ministerio de Transportes, y en los próximos meses vamos a tener más reuniones con ellos de carácter más formal a nivel técnico”, ha explicado el conseller.

Sobre la valoración del coste de la prestación, hay que analizar cuánto cuesta al Estado y la garantía de estabilidad en la recepción de los recursos por parte de la Comunitat Valenciana.

Para el conseller, no se trata de “asumir una competencia por asumirla si no sabemos que la asunción de la competencia se hace con las garantías financieras, y también de personal, necesarias”, sino de que esa transferencia servirá para mejorar el servicio.

Cataluña es el único ejemplo de traspaso de gestión de Cercanías que existe en España -y todavía no es completa- y la negociación ha llevado muchos años, destaca el responsable de movilidad del Consell, que aboga por agilizar el proceso aun sabiendo que será complejo pero dando pasos “que sean solventes”.

A su juicio, es una cuestión de eficacia porque tendría “todo el sentido del mundo” que una Administración cercana al ciudadano sea la que tenga la competencia. “Seguramente, si las Cercanías estuvieran en manos de las comunidades no habríamos asistido a tantos años de falta de inversión durante distintos gobiernos en la movilidad cotidiana”, comenta.

Preguntado si se seguirá el modelo que se ha hecho con el traspaso de las competencias a Cataluña, explica que esa comunidad está reclamando ahora gestionar la parte presupuestaria, “el completo”, pero no concreta qué aspectos reivindica la Comunitat Valenciana argumentando que ya se verá durante la negociación, pero los pasos, señala, “tienen que ser seguros por las dos partes”.

En el caso de Cataluña, las funciones de la Generalitat son regular y ordenar el servicio, la planificación del servicio en términos de oferta ferroviaria y de su gestión, la formalización de los contratos de gestión y contratos programa con empresas operadoras, la fijación de los servicios mínimos en caso de conflicto colectivo, la aplicación del régimen sancionador y la determinación de las tarifas y precios del servicio, entre otras.

También ha destacado como importante el diálogo con los trabajadores de la empresa para que el acuerdo al que se llegue sea con su participación, y el traspaso de los trabajadores (maquinistas) dependerá del modelo por el que finalmente se opte.

Según ha señalado, “hay que ir con mucho cuidado y con mucha tranquilidad para que los derechos y aspiraciones de los trabajadores no se vean mermados por ningún proceso de transferencia de competencias”.

No descarta que la gestión de personal pueda ser traspasada también, pero este aspecto se negociará dentro del conjunto del traspaso y “siempre desde los acuerdos, tanto en la parte política con el Gobierno de España como en la parte laboral”.

Arcadi España considera que es pronto para hacer una aproximación al modelo de gestión que se aprobará, ya que primero se debe hacer una radiografía de la situación y después diseñar un calendario, si bien ha resaltado la disposición a la negociación del Ministerio, que ha transmitido en varias ocasiones que es lógico que una comunidad quiera asumir la gestión de Cercanías.

Respecto a las cancelaciones y retrasos que sufren los trenes del núcleo de Valencia y Castellón, asegura “compartir y entender” la indignación de los miles de usuarios que ven cada noche cómo se cancelan sus trenes del día siguiente.

Añade que el servicio que se presta en la actualidad es peor que el de hace unos años, en que “la fiebre por la alta velocidad” se ha combinado con una “infrainversión” en la movilidad del día a día creando la paradoja de tener grandes líneas de conexión entre ciudades de distintas comunidades y más dificultades para moverse entre ciudades de la misma región.

Estamos dando, a su juicio, “pasos atrás” en este sentido y se debe a que durante muchos años no se ha invertido ni en infraestructuras ni en recursos humanos, una situación que se paga ahora con las cancelaciones, la falta de mantenimiento y falta de trenes.

Y asegura que, aunque no sea competencia del Gobierno de la Generalitat, este se siente “interpelado” y exige al Ejecutivo central celeridad para subsanar esos problemas estructurales, y recuerda que Adif y Renfe conocen las prioridades de la Generalitat en determinados corredores ferroviarios como los de Gandia, Xàtiva, Utiel y Castellón.

El conseller ha insistido en la importancia de solucionar los problemas de la movilidad cotidiana, que además es la que tiene más efectos en la reducción de la contaminación y lucha contra el cambio climático.

El servicio de Cercanías se verá afectado por las obras futuras del túnel pasante, el canal de acceso y la doble plataforma con Castellón, y el conseller pide al Ministerio que se aceleren lo máximo posible.

Como secretario federal de Transportes del PSOE, afirma que trabajará por situaciones de justicia en la Comunitat Valenciana y en toda España y defiende que cuanto más justas sean las reglas del juego de inversiones o de financiación en el país, mejor le irá a la Comunitat.