La oposición valenciana da por incumplida la promesa de Sánchez de presentar un borrador del modelo de financiación

El PP exige una reunión con la ministra Montero para que explique por qué se han vuelto a incumplir los plazos

Varias personas sostienen una pancarta donde se lee "Un pueblo unido por una financiación justa", durante una manifestación que parte de la Plaza Sant Agustí en Valencia.
Varias personas sostienen una pancarta donde se lee "Un pueblo unido por una financiación justa", durante una manifestación que parte de la Plaza Sant Agustí en Valencia. FOTO: Jorge Gil Europa Press

El mes de noviembre acaba hoy y con él, el plazo al que se comprometió el Gobierno central para presentar el “esqueleto” de un nuevo modelo de financiación para acabar con la discriminación a la Comunitat Valenciana . A estas horas, se da por hecho que no habrá propuesta alguna y los grupos de la oposición responsabilizan de este incumplimiento tanto a Pedro Sánchez como a Ximo Puig. De poco o nada ha servido la manifestación del pasado 20 de noviembre en el que todas las formaciones políticas- menos Vox- así como sindicatos y patronal salieron a las calles de Valencia, Alicante y Castellón para exigir un cambio en este sistema, que discrimina a los valencianos.

La síndica del PP, María José Catalá, ha lamentado que el presidente de la Generalitat no haya viajado hoy a Madrid para “pelear por nuestros intereses” y ha criticado que esté más interesado en “rendir pleitesía a los catalanes”.

La popular ha asegurado tener la convicción de que no se producirá novedad alguna a lo largo de la jornada por lo que se incumplirán los compromisos de haber convocado el Consejo de Política Fiscal y Financiera el pasado octubre y el de presentar un nuevo modelo de financiación en noviembre. Así, ha anunciado que va a solicitar una reunión con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como hizo en su día el popular Cristóbal Montoro con los empresarios y a los portavoces de Compromís y el PSPV.

En este mismo sentido se ha pronunciado la síndica de Ciudadanos, Ruth Merino, quien ha lamentado que la falta de un borrador sobre el nuevo modelo de financiación demuestra el Gobierno que tenemos en España y en la Comunitat Valenciana, donde “Ximo Puig agacha la cabeza y se limita a esperar”. Lo peor, ha insistido, es que a nadie le sorprende este ninguneo. “Estamos hartos de esta falta de respeto y esta tomadura de pelo a todos los valencianos”.

Para la portavoz de Economía de Vox, Llanos Massó, llegados a este punto, lo más práctico sería modificar el Estado autonómico y devolver competencias al Gobierno central. “Desde Vox somos conscientes de que la Comunidad Valenciana está mal financiada, pero estamos viendo cómo las autonomías no se van a poner de acuerdo. Ninguna comunidad de las que más recibe va a querer recibir menos y las que menos obtenemos obviamente vamos a querer más”.

Esperanza en el Botànic

La diputada socialista Carmen Martínez ha afirmado que por primera vez desde 2014 un Gobierno ha abordado de forma decidida la reforma de la financiación, según informe Efe. “El PP critica a Puig por establecer consenso con todas las regiones con las que compartimos intereses, Andalucía o Cataluña, pero se trata de tener cuantos más aliados, mejor. Además, el Gobierno de Pedro Sánchez está siendo sensible a nuestras necesidades, lo hemos visto con los fondos covid o los Presupuestos Generales del Estado, y creo que el borrador de la financiación está cerca”.

Para el síndic de Compromís, Fran Ferri, el debate sobre el modelo de financiación ha sido posible “gracias al acuerdo de investidura” que apoyó Compromís, de modo que la reforma del modelo de financiación es “un mandato de todo el Gobierno al Congreso”.

“Hoy finaliza el término que el propio Ministerio de Hacienda marcó”, ha recordado Ferri, quien espera que “estos días esté sobre la mesa esa propuesta de nuevo modelo”, porque “la deuda la tiene el Gobierno con los valencianos, y quien ha de cumplir es el Ministerio de Hacienda”.

La síndica de Podem, Pilar Lima, ha reiterado la “exigencia” de su partido “con lo firmado”, si bien ha apuntado: “Lo que pactamos fue que el borrador estuviese antes de final de año”.