Ciudadanos lleva ante el Síndic de Greuges a la plataforma que señala a los comercios que no usan el valenciano

La denominada “ONG del catalán” llama a tapar con pegatinas los establecimientos que no respondan en “la lengua común”

Pegatinas que reparte la Plataforma per la Llengua para señalar a los comercios que no atienden en valenciano
Pegatinas que reparte la Plataforma per la Llengua para señalar a los comercios que no atienden en valenciano FOTO: La Razón La Razón

Llenar de pegatinas los comercios en los que no se hable valenciano. Este es el llamamiento que hace la Plataforma por la Llengua a través de las redes. La acción ha obtenido el reproche de los partidos de la oposición en la Comunitat Valenciana y uno de ellos, Ciudadanos, ha presentado hoy una queja ante el Síndic de Greuges, el Defensor del Pueblo valenciano.

Ciudadanos (Cs) no va a permitir que ni una sola persona en la Comunitat Valenciana se sienta amenazada por hablar, pensar o sentir diferente”. Así se ha expresado la portavoz parlamentaria de Cs en Les Corts valencianes, Ruth Merino, tras la reunión mantenida con el Síndic de Greuges, a quien ha trasladado una queja por la campaña de “señalamiento público” para repartir pegatinas y marcar a aquellos comercios en los que no se habla valenciano”.

En los adhesivos pone: “Esta empresa discrimina el valenciano” y esta organización argumenta su necesidad tras reproducir una información en la que aseguran que una familia no fue atendida en la sucursal de un banco en Valencia por querer hablar en valenciano. Se trata, afirman desde esta plataforma, de un caso más de “valencianofobia”.

Merino ha asegurado que su formación parlamentaria está muy preocupada por estas conductas que solo llevan a la división y a la polarización de la sociedad, imitando lo que está sucediendo en Cataluña en los últimos años”, ha añadido Merino, quien ha pedido “criminalizar este tipo de comportamientos que no favorecen la convivencia y que atacan la libertad de los ciudadanos”.

La síndica de Ciudadanos en Les Corts, Ruth Merino, junto el diputado Carlos Gracia, han presentado una queja ante el Síndic de Greuges
La síndica de Ciudadanos en Les Corts, Ruth Merino, junto el diputado Carlos Gracia, han presentado una queja ante el Síndic de Greuges FOTO: La Razón La Razón

La síndica de Cs, que ha estado acompañada en el encuentro por el diputado autonómico Carlos Gracia, ha explicado que este tipo de entidades “están subvencionadas por el Gobierno valenciano con dinero público de todos los valencianos”, por lo que ha manifestado su “deseo” para que el Defensor del Pueblo valenciano “actúe e inste a la Generalitat Valenciana a frenar este tipo de actuaciones”.

No queremos una Comunidad Valenciana con imposiciones ni señalamientos, ni donde se creen bandos y haya quien se dedique a generar cultura del odio, desde Cs vamos a denunciar siempre, una y mil veces, cualquier gesto en este sentido”, ha añadido.

Subvenciones públicas

Tanto Ciudadanos como el PP han denunciado en diferentes ocasiones las subvenciones públicas que reciben este tipo de organismos. En concreto, según aseguró la portavoz del PP en Les Corts, María José Catalá, la Plataforma per la Llengua ha sido beneficiada con más de 300.000 euros desde 2016. La popular denunció que esta organización llama también a señalar a aquellos profesores que no impartan en valenciano sus clases.

El último pronunciamiento público de la Plataforma per la Llengua fue la semana pasada, tras conocerse que el Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación presentado por la Generalitat contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana que declaró la nulidad de doce artículos del Decreto que regula el funcionamiento de la Oficina Lingüística (ODL).

La Plataforma pide al Gobierno valenciano que impulse un proyecto de ley para blindar la Oficina de Derechos Lingüísticos “aprovechando la mayoría parlamentaria favorable a la normalización del valenciano”. Insisten en que debe regularse la existencia de un organismo que regule las quejas de los valencianoparlantes.