“El machismo perjudica seriamente la salud”, el cartel con la cara de Abascal en la Universitat de València

Vox pide a la Generalitat valenciana que ordene su retirada porque fomenta la violencia y la crispación

Cartel que está colgado en la puerta de la biblioteca de Ciencias Sociales de la Universitat de València
Cartel que está colgado en la puerta de la biblioteca de Ciencias Sociales de la Universitat de València FOTO: La Razón La Razón

“El machismo perjudica seriamente la salud”. Esta es la frase que acompaña a la imagen del líder de Vox, Santiago Abascal, y que está colgada en la puerta de la biblioteca de Ciencias Sociales de la Universitat de València. Aunque en la imagen se le han tapado los ojos con una franja negra, se reconoce perfectamente la Abascal. De ahí que el presidente y portavoz adjunto del grupo parlamentario VOX en las Cortes Valencianas, José María Llanos, haya pedido a la consellera de Universidades, Carolina Pascual, que ordene su retirada. De momento, asegura no haber obtenido respuesta.

“Son carteles ofensivos”, ha argumentado José María Llanos, que ha insistido en que el cartel en cuestión no está en un lugar privado, sino en una universidad pública valenciana. “No es un anónimo, sino un representante de más de cuatro millones de españoles y llama machista a este representante político. Desgraciadamente hemos visto carteles similares en los que aparece la imagen del presidente nacional de mi partido con un tiro en la nuca y con leyendas amenazantes. Pero el cartel que aparece en un lugar público y en una universidad pública es una muestra de sus políticas de crispación y de fomento de la violencia y el odio, así como de manipulación a los jóvenes para su adoctrinamiento”.

Llanos ha destacado que lo que preocupa no es lo que el Gobierno valenciano y la izquierda piensen de Santiago Abascal, “lo que sí nos importa es que se respete la ley, la Constitución y la libertad de todos. Que se respete la igualdad real de trato a todos los niveles y sobre todo que se respete a los ciudadanos”.

Por tanto, ha insistido en que Pascual debe retirar estos carteles ofensivos, “es su obligación”, y además, exigir responsabilidades. Si no lo hace, ha insistido Llanos, “se convierte en cómplice y está atacando la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. Demostrará su sectarismo o nula autoridad o una actitud totalitaria muy alejada del espíritu universitario o incluso las tres cosas a la vez”.

Consultada por LA RAZÓN, fuentes de la Conselleria de Innovación y Universidades han asegurado que no iban a hacer declaración alguna.