Un despliegue especial permite trasladar a una herido muy grave entre hospitales

La Policía Local de Alicante consiguió que la ambulancia no se detuviera ni variara su velocidad

La Policía Local facilitó el traslado abriendo paso a la ambulancia
La Policía Local facilitó el traslado abriendo paso a la ambulancia FOTO: AYUNTMAIENTO DE ALICANTE AYUNTMAIENTO DE ALICANTE

La Policía Local de Alicante organizó el pasado 19 de noviembre un dispositivo especial de urgencia para cortar el tráfico a lo largo de siete kilómetros y facilitar el traslado en ambulancia entre dos hospitales de un paciente politraumatizado y en estado muy grave que había sufrido un accidente.

Los conductores del vehículo de emergencias grabaron un vídeo en el que explican el dispositivo conjunto, y las imágenes se han hecho virales en internet, han informado fuentes del Ayuntamiento de Alicante

Según cuentan los propios efectivos sanitarios, el estado del paciente obligaba a trasladarlo a una velocidad constante de 30 kilómetros por hora para no “alterar la hemodinámica” del herido, que se encontraba sedado.

El accidentado presentaba una lesión intracraneal, una fractura de pelvis y varias fracturas costales y vertebrales, además de las secuelas de haber sido intervenido recientemente de una cirugía abdominal.

El siniestro se produjo en torno a las 14 horas del 18 de noviembre, en la carretera CV-821, que comunica los municipios alicantinos de San Vicente y Sant Joan.

Desde el Consistorio han indicado que los bomberos municipales rescataron a dos personas inconscientes que se hallaban en el interior del vehículo, aplicando técnicas de estabilización para su traslado inmediato.

Inicialmente, el paciente fue ingresado en el Hospital de Sant Joan, el más cercano. Sin embargo, su grave estado obligó a los servicios médicos a conducirlo al Hospital de Alicante, situado a unos siete kilómetros de distancia.

Para ello, los efectivos sanitarios solicitaron la intervención de la Policía Local, ya que el recorrido se realizó en hora punta, las 18 horas de un viernes, por una de las carreteras más transitadas de la ciudad.

En apenas cinco minutos, han proseguido las mismas fuentes, la policía “logró montar un dispositivo especial” con todas las unidades disponibles del servicio de tarde, tanto en coche como en motocicleta o incluso agentes a pie.

El oficial y el intendente coordinaron este operativo, “teniendo que regular los cortes y el tráfico” y con el acompañamiento de patrullas “que iban limpiando las vías dejándolas limpias y permeables” para que la ambulancia mantuviera su velocidad constante.

El traslado, han confirmado las mismas fuentes, “se realizó con mucho éxito en menos de 18 minutos”, y el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante, José Ramón González, ha felicitado a la Policía Local por “el efectivo y excepcional trabajo” que permitió “salvar la vida de un paciente en estado grave”.