El Proyecto FER despide el año homenajeando a los deportistas más destacados de 2021

Kim López fue elegido por los asistentes como el más destacado del año por su oro en los JJPP de Tokio

Foto de grupo de los deportistas del Proyecto FER
Foto de grupo de los deportistas del Proyecto FER FOTO: La Razón La Razón

Por quinto año consecutivo, la Fundación Trinidad Alfonso ha celebrado su tradicional acto navideño. En el evento, celebrado en el Complejo Cultural y Deportivo de La Petxina en Valencia, la Fundación, entidad presidida por Juan Roig, ha querido las fiestas y expresar los mejores deseos para el próximo año; además, en una cota ya clásica cuando se acercan estas fechas, ha organizado un homenaje a aquellos componentes del Proyecto FER (Foment d’Esportistes amb Reptes) que han obtenido brillantes resultados durante este 2021, un curso muy especial por haber acogido la disputa de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio.

En esta ocasión, han sido 22 los deportistas presentes en el acto, si bien, tal y como ha señalado Juan Miguel Gómez, director de la Fundación Trinidad Alfonso, este reconocimiento “va dirigido a todos y cada uno de los 150 integrantes del FER 2021 por representar los valores de superación y esfuerzo que tratamos de difundir desde nuestra Fundación”.

El eslogan elegido en esta ocasión ha sido “Se apaga el fuego. La llama sigue viva”. Al igual que, con la conclusión de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, se apaga el pebetero, con la finalización de 2021 se cierra el hilo argumental que ha presidido el día a día del Proyecto FER en este año: el fuego.

En el pasado mes de mayo, durante el acto de presentación del equipo FER 2021, la Fundación Trinidad Alfonso hizo un guiño y transmitió un mensaje de fuerza y solidaridad a todos los colectivos vinculados a las fiestas y tradiciones de la Comunitat Valenciana, un sector especialmente castigado por la pandemia. Ya que la crisis sanitaria había impedido disfrutar del fuego, un elemento tan propio y arraigado en nuestro territorio, deberían ser los deportistas los encargados de “traure el foc” (sacar el fuego) en sus competiciones.

Ayer, durante el acto navideño, se apagó ese fuego, pero se mantuvo viva la llama del deporte de cara a los próximos meses y a los siguientes retos.

Entre los deportistas homenajeados figuraban los seis medallistas en los Juegos Paralímpicos de Tokio: el ciclista Ricardo Ten, el paratriatleta Héctor Catalá, y los atletas Kim López, Iván Cano, Miriam Martínez y Héctor Cabrera, operado, recientemente, de nuevo de su rodilla.

También fueron reconocidos quienes obtuvieron diploma en los Juegos Olímpicos (el saltador de longitud Eusebio Cáceres, el ciclista Sebastián Mora y la jugadora de hockey hierba Lola Riera), o aquellos que alcanzaron medallas en grandes eventos internacionales (los atletas Jorge Ureña, Claudia Conte, Enrique Llopis y David Cantero; el triatleta Roberto Sánchez Mantecón; las judocas Ana Pérez Box y Julia Figueroa (ésta última, ausente en el acto de esta mañana); el taekwondista Raúl Martínez; la jugadora de baloncesto Vega Gimeno (que no puedo estar presente), los deportistas adaptados Nagore Folgado y Maurice Eckhard; el joven regatista Enrique Seattle Urios).

También estuvieron presentes la nueva sensación del balonmano nacional, Paula Arcos, así como los jóvenes Antonio Torrado (regatista) y Ángela Martínez (nadadora).

Como es habitual durante los últimos años, el evento tuvo muchos contenidos. El más divertido fue el concurso sobre actualidad deportiva al que tuvieron que enfrentarse algunos de los atletas reconocidos. Además, el Proyecto FER volvió a agradecer a los medios de comunicación valencianos el seguimiento y la cobertura, no sólo del equipo FER, sino, por extensión, de las distintas iniciativas desarrolladas por la Fundación Trinidad Alfonso.

En este caso, el periodista distinguido fue Mario Lupión, redactor de Valencia Plaza. Además, un año más, todos los asistentes (deportistas, entrenadores, Presidentes de Federaciones Valencianas, responsables de diversos clubes deportivos apoyados por la Fundación y representantes de la Fundación Deportiva Municipal) eligieron al mejor deportistas FER de 2021.

El galardón correspondió a Kim López, en reconocimiento a su oro paralímpico en Tokio, quien recibió el premio de manos de Juan Miguel Gómez, director de la Fundación Trinidad Alfonso.

Juan Miguel Gómez y Kim López
Juan Miguel Gómez y Kim López FOTO: La Razón La Razón

Al margen del homenaje a los mejores deportistas FER en 2021, la Fundación Trinidad Alfonso aprovechó este acto para recordar buena parte de las múltiples iniciativas y proyectos desarrollados durante los últimos meses. Para ello, proyectó un vídeo recopilatorio que recogía y repasaba los mejores momentos deportivos del año.

Tampoco faltó el componente solidario, tan propio de estas fechas navideñas. Con el lema “Déjate la prenda” (un juego de palabras con una expresión tan habitual en el deporte como es “dejarse la piel”), la Fundación Trinidad Alfonso animó a todos los asistentes a que trajeran prendas deportivas en buen estado, pero que apenas utilizaran, para seguir dándoles vida. El abundante material acumulado fue entregado a la Asociación Aportem.

El acto concluyó con las palabras de Juan Miguel Gómez, director de la Fundación Trinidad Alfonso, quien hizo extensivo el reconocimiento a los deportistas a todos los componentes del Proyecto FER 2021, “que siempre intentáis dejar el pabellón del deporte valenciano en lo más alto. No sabéis la ilusión que nos hacen vuestros éxitos, ya que los consideramos como nuestros, y la ilusión que nos hace recibiros en la Fundación tras un gran triunfo. Por supuesto, gracias a los entrenadores, figuras capitales a la hora de que los deportistas consigan estos resultados. También quiero acordarme de las Federaciones autonómicas, con las que tenemos una estrecha relación a la hora de desarrollar muchos programas de forma conjunta, y de los clubes a los que apoyamos, de cuyos resultados, al igual que hacemos con los deportistas FER, estamos pendientes cada fin de semana. A todos os digo que seáis conscientes del importante rol que ejercéis en la sociedad”.

Aseguró que el deporte es “fuente de salud, es capaz de transformar o, al menos, de ejercer una gran influencia en la sociedad y genera riqueza”. Además, recurriendo al lema del acto, “entre todos, mantengamos siempre viva la llama del deporte. Y más, en estos tiempos tan desfavorables en los que nos encontramos”, comentó Gómez.

El director de la Fundación, por último, agradeció a todos los asistentes “la solidaridad que habéis demostrado y por contribuir a la acción benéfica que impulsamos todos los años desde la Fundación por estas fechas navideñas: en este caso, aportar ropa deportiva a la Asociación Aportem para que Francisco y todo su equipo la distribuyan a aquellos colectivos más desfavorecidos que puedan mejorar su vida y su día a día a través del deporte. Ya tienen ropa. Ahora, a practicar deporte, una de las mejores herramientas para lograr una mayor inclusión social y una mejor calidad de vida”, indicó, para finalizar, Gómez.