Sexta ola: la vacuna ha reducido las muertes por covid un 92 por ciento en la Comunidad Valenciana

La incidencia actual es un 66,3 por ciento menor que la registrada en enero de 2021

Varias personas acuden recibir la vacuna contra el Covid-19
Varias personas acuden recibir la vacuna contra el Covid-19 FOTO: Jorge Gil Europa Press

La sexta ola marcó el viernes otro récord de contagios. La Conselleria de Sanidad confirmó 6.304 nuevos casos en 24 horas. El Programa Valenciano de Investigación de la Vacuna covid-19 (ProVaVac) ha valorado la efectividad de la vacuna contra esta enfermedad señalando que la inmunización de la población ha contribuido a que la incidencia actual sea un 66,3 por ciento menor que la registrada en enero de 2021.

El primer mes de este año que está a punto de concluir fue el más duro. Se registraron récord de contagios (161.661), fue el segundo con mayor número de fallecimientos (1.827 muertos), aunque más tarde se descubrió que se habían ocultado fallecidos, y el de la peor incidencia (1.459′82 casos, la más alta de España). Además, hubo días en el que se comunicaron más de 9.810 contagios lo que acabó provocando 4.777 hospitalizados.

ProVavac ha comparado los datos de este mes diciembre con los de la fatídica tercera ola y ha concluido que la vacunación ha permitido reducir un 92 por ciento el número de fallecimientos y en un 80 por ciento la hospitalizaciones.

La directora general de Análisis y Políticas Públicas, Ana Berenguer, ha destacado el “extraordinario esfuerzo” de la ciudadanía por vacunarse, como constata el hecho de que más del 90 por ciento de la población valenciana ya haya recibido la pauta completa.

Por todo ello, ProVaVac ha concluido que las vacunas contra la COVID-19 reducen drásticamente la gravedad de la enfermedad y que tienen “una protección muy duradera”. No obstante, la protección frente al contagio se reduce con el tiempo, por lo que es fundamental inocular la tercera dosis.

Berenguer ha insistido en señalar que las vacunas constituyen “la mejor herramienta” contra la covid-19, ya que no solo salvan vidas sino que permiten tener “esperanza” ante la evolución de la pandemia.

Con todo, ha recordado que continúa siendo necesario el uso de la mascarilla y recomendable el lavado de manos y la ventilación de los espacios, “especialmente durante las fiestas navideñas”. Una pautas, afirma, también “ineludibles” para las personas inmunizadas, puesto que “las vacunas no evitan la transmisión” del coronavirus.

El año en cifras covid

Febrero fue el mes más negro de toda la pandemia, con 1.894 muertos por covid (se llegó a 112 fallecimientos notificados en un día), y el segundo con más contagios (68.639), aunque el avance de la vacunación permitió entrar en la ‘meseta’ de la ola, de forma que cayeron las hospitalizaciones (76 por ciento sobre el mes anterior) y la incidencia (1.213 puntos menos), según recoge Efe. La Generalitat optó por prorrogar las restricciones.

El cambio de tendencia se consolidó en marzo, con una caída drástica de todos los indicadores: casi un 90 por ciento de contagios menos que el mes anterior, 76 por ciento menos muertes o un 63 por ciento menos de hospitalizados, mientras que la incidencia acumulada bajó de los 50 casos por cien mil habitantes y se situó como la más baja de España tres meses consecutivos.

Abril fue el mes de la apertura de los ‘vacunódromos’ y del inicio de la vacunación masiva, lo que permitió que la cifra personas inmunizadas superara a la de contagiadas en la Comunitat Valenciana, que por entonces cumplió seis meses con cierre perimetral regional y con toque de queda nocturno.

Mayo fue el mes con menos contagios de todo el año (4.114) y prosiguió el descenso de fallecimientos (por primera vez desde septiembre hubo días sin muertes por covid), de hospitalizaciones y de la incidencia, mientras que el fin del estado de alarma trajo consigo el levantamiento del cierre perimetral de la Comunitat.

En junio finalizó el toque de queda y se reabrió el ocio nocturno, lo que supuso un aumento de la movilidad y la interacción social que se tradujo en un repunte contagios (hasta los 7.924 mensuales) y en la subida de la incidencia a riesgo medio (más de 50), aunque contar ya con 2′5 millones de vacunados con al menos una dosis evitó el aumento de la presión hospitalaria.

En julio hubo un empeoramiento significativo de la pandemia en la Comunitat Valenciana, que multiplicó los contagios por 8 sobre el mes anterior (hasta los 62.727) y las hospitalizaciones por 3′5, lo que implicó subir al nivel de riesgo alto y adoptar restricciones como toques de queda nocturnos en varios municipios.

En agosto bajaron los contagios un 42 por ciento, pero hubo un incremento significativo de las muertes (se multiplicaron por 3′7 y murieron casi tantas personas como en los tres meses anteriores). Fue el mes en que se doblegó la curva de contagios de la cuarta ola y se superó la barrera del medio millón de casos desde el inicio de la pandemia.

Septiembre dio paso a una caída de los casos, las muertes y las hospitalizaciones que evidenció que la cuarta ola estaba finalizando, lo que permitió iniciar una desescalada gradual (con la reapertura del ocio nocturno y la eliminación del aforo en comercios y del horario de cierre de la hostelería) y cerrar los vacunódromos a final de mes.

Con casi el 90 por ciento de valencianos ya vacunado contra el coronavirus, la Comunitat estrenó una “normalidad mejorada” en octubre, mes en el que los contagios bajaron un 43 % y las muertes un 52 % respecto al anterior, y en el que por primera vez desde julio volvió a jornadas sin ningún fallecimiento.

En noviembre la curva epidémica experimentó una tendencia ascendente con un crecimiento sostenido y generalizado que evidenció el inicio de una nueva ola, en un mes en el que se triplicaron los contagios de octubre, hasta los 17.534, y se duplicaron las hospitalizaciones, mientras que comenzó la vacunación de la tercera dosis de refuerzo.

Diciembre ha sido el mes en que se ha implantado la exigencia del pasaporte covid para poder acceder a determinados locales hosteleros, de ocio y sociosanitarios, en medio de una sexta ola en la que los casos positivos se han multiplicado por 3′5 respecto a noviembre, pero cursan de manera más leve gracias que el 93′7 % de los valencianos está ya vacunado.