Una compra acertada

Oltra hubiera criticado de salvar a un privado si lo hace el PP

Iñaki Zaragüeta

Me parece un gran acierto total que la Conselleria de Igualdad, que dirige la también vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, adquirió hace unos días la compra del edificio modernista del hospital Valencia al Mar, para habilitar en él un centro de día para personas con daño cerebral adquirido y las oficinas del Instituto Valenciano de Atención Social-Sanitaria.

Digo que es un acierto porque se trata de un edificio que vale la pena preservar antes de que se deteriore por estar cerrado. Su recuperación para una fin social aumenta el tino de la compra.

Mi opinión, sin embargo, se convirtió en controversia con mi amigo Rogelio, que con su habilidad de sacar punta a lo que puede, me señaló «Oltra hubiera criticado si la operación de casi diez millones de euros la hubiera realizado un Gobierno del PP. Sus camisetas se hubieran orientado hacia la repulsa de que un Gobierno salvara las cuentas de una empresa privada» en referencia a que el centro sanitario fue clausurado en 2020 tras alegar el Grupo Vithas pérdidas económicas.

Más aún, mi amigo imputaba a la vicepresidenta una presunta protesta si hubiera estado en la oposición «es muy probable- puntualizaba- que la crítica hubiera incluido veladas acusaciones y dudas respecto a la operación. No es una temeridad Iñaki –me decía- porque con bastante menos causa, se comportaba como se comportaba cuando estaba en la bancada opuesta».

Me ratifico en que acierta la Conselleria haya comprado un edificio incluido en el catálogo del patrimonio histórico-artístico de la Comunitat. Así es la vida.