El PP denuncia que Ribó quiere “amordazar” la labor de fiscalización de la oposición

Pretende eliminar preguntas al pleno y a la comisiones

La portavoz del PP, María José Catalá
La portavoz del PP, María José Catalá FOTO: La Razón PP

El PP ha denunciado “la mordaza” del Gobierno de Ribó y PSOE sobre el trabajo de fiscalización de la oposición.

Según los populares, el Ayuntamiento “va a aprobar un cambio del ROP (Reglamento Orgánico del Pleno) donde se limita las preguntas, mociones, asuntos a preguntar y cómo debe preguntarse. Sólo se admite una cuestión o interrogante por pregunta que debe ser escueta y estricta”.

La portavoz del PP, María José Catalá señaló que “Ribó y PSOE van a pasar a la historia como el gobierno menos transparente y más totalitario de la democracia al tratar de frenar y anular la labor de fiscalización de la oposición. Lo que nunca hicieron los gobiernos del PSOE y PP en el Ayuntamiento lo va a poner en marcha el actual”.

En opinión de la popular “con este reglamento mordaza se va a limitar el trabajo de fiscalización”.

Entre las modificaciones previstas del ROP se incluye eliminar las cinco preguntas adicionales por grupo en el pleno y se limita a tres peguntas en las comisiones por concejal, y sólo podrá hacerlo el edil que sea miembro de la misma. Hasta ahora no había limite en las comisiones y podía hacerlo cualquier concejal aunque no estuviera en la misma, explican desde el PP.

También limita a dos las mociones que cada grupo municipal pueda presentar en cada una de las comisiones, en el anterior reglamento no existía ninguna limitación al número de mociones. Un concejal tendrá que esperar seis meses para poder preguntar por un mismo asunto, limitando de esta manera los temas por los que se pueden preguntar.

Los populares han anunciado que están estudiando acciones legales y al Sindic de Greuges como al Defensor del Pueblo para poder frenar lo que consideran, explicó María José Catalá ya que se trata de “un ROP mordaza que quiere anular a la labor de la oposición en el Ayuntamiento. Ahora este reglamento que es más propio de gobierno de un gobierno bananero que de un gobierno que vino argumentando que iban a ser transparentes”.

Esta modificación llega tras la resolución del Sindic de Greuges por la queja del Grupo Popular al negarse el Gobierno de Ribó y PSOE a contestar a las preguntas del PP. “Ahora, Ribó y PSOE no ha hecho ningún caso de la recomendación y van a modificar el ROP sin atenderla, pues han hecho todo lo contrario”.

El Sindic decía en su recomendación que “teniendo en cuenta los principios recogidos en el Reglamento de Gobierno Abierto que resultan de aplicación a todo el ámbito de actuación municipal, se aplique la regulación de las preguntas prevista en el Reglamento Orgánico del Pleno de la forma más favorable al ejercicio del derecho fundamental a participar en los asuntos públicos (artículo 23.1 de la Constitución Española), con la finalidad de potenciar este procedimiento de control y transparencia y mejorar su funcionamiento práctico para evitar las disfuncionalidades detectadas”.

Catalá asegura que “esta estrategia de Ribó y PSOE demuestra su opacidad y falta de transparencia al limitar nuestra labor de fiscalización al Gobierno, y pasarán a la historia como el gobierno más totalitario desde que llegó la democracia a Valencia”.