“Entramos a salvar gente de la residencia, no pensamos nada más”

La delegada del Gobierno recibe a los agentes de la Guardia Civil que participaron en el rescate

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, recibe al general jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, y a tres de los agentes que participaron en la evacuación de la residencia de Moncada afectada en la noche del pasado martes por un incendio que costó la vida a seis ancianos
La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, recibe al general jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, y a tres de los agentes que participaron en la evacuación de la residencia de Moncada afectada en la noche del pasado martes por un incendio que costó la vida a seis ancianos FOTO: Juan Carlos Cárdenas EFE

Varios agentes de la Guardia Civil que participaron en el rescate de los ancianos de la residencia de Moncada afectada por un incendio la noche del pasado martes han asegurado que, en ese momento, no pensaron en sus propias vidas, sino únicamente en salvar al mayor número de personas posible.

Así lo han revelado los agentes Juan Olivares, Jairo Aldonza y Coromoto Souto tras ser recibidos este viernes por la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, junto al general jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, Arturo Prieto.

Los tres han coincidido en señalar que en esos momentos uno no piensa en su vida, sino en la de esas personas, “en sacar al máximo número de gente lo más rápidamente posible”.

“Era la única fijación que teníamos todos y cada uno de los agentes que participamos ese día en el operativo. Es nuestro deber y nuestra labor”, ha afirmado la agente Coromoto Souto, quien se trasladó desde Tavernes a Moncada para colaborar en el rescate de los usuarios de la residencia, en la que fallecieron seis ancianos.

Los agentes han recordado las dificultades que tuvieron para poder acceder al interior del edificio y llevar a cabo el rescate, ya que el fuego y el humo eran intensos y además, en la planta donde se originó el incendio, la mayor parte de los residentes eran dependientes con escasa o nula movilidad.

“Había que sacarlos en brazos, entre varios compañeros, incluso con la propia sábana de la cama y pasarlos a una zona segura”, ha explicado Juan Olivares, agente de Moncada, mientras sus compañeros apuntan que echaron mano de todos los recursos e inventiva que pudieron para poder sacar a los ancianos de allí.

Jairo Aldonza, destinado también en Moncada, ha asegurado que la colaboración de los residentes fue “muy buena”, y ha asegurado que volvería a hacer lo que hizo la noche del pasado martes “una y mil veces”, pues considera que es su deber.

“Salvamos vidas, y con eso nos tenemos que quedar porque lamentablemente no pudimos salvar a todos”, ha destacado Olivares, algo en lo que coinciden también Aldonza y Souto, y los tres se muestran satisfechos de la coordinación y el trabajo realizado, a pesar de no haber podido salvar más vidas.

No se consideran héroes sino que creen que han hecho su trabajo, y están convencidos de que cualquiera en esa situación habría hecho lo mismo que ellos.

“Creo que a todos nos sale. No por ser guardia civil, que también, pero ves una situación y te lanzas. Si una madre tiene que salvar un hijo, lo hace; para la Guardia Civil toda la sociedad son hijos”, ha asegurado Souto, quien se muestra contenta del reconocimiento que está recibiendo este cuerpo de seguridad.

La delegada del Gobierno, por su parte, ha considerado “de justicia reconocer el trabajo bien hecho” y por ello ha querido reunirse con los agentes, pues “si no hubiera sido por la actuación tan loable de la Guardia Civil, posiblemente estaríamos hablando de una tragedia mucho más grande”.

Preguntada por si hay novedades en la investigación del incendio, ha señalado que parece ser que está claro que el origen estuvo en una regleta, pero ha señalado que se investiga más allá de eso, para saber “por qué esa regleta hizo le que hizo”, ver qué fallos hubo y poner las medidas para que no vuelvan a pasar.