El Gobierno valenciano obtiene un resultado presupuestario negativo de 2.000 millones

La cifra es 200 millones superior a la de 2020

El conseller de Hacienda, Vicent Soler
El conseller de Hacienda, Vicent Soler FOTO: Juan Carlos Cárdenas EFE

La Generalitat valenciana ha obtenido un resultado presupuestario no financiero de -2.042 millones de euros, una cifra 200 millones superior a la de 2020, cuando fue de -1.806 millones. Así lo ha anunciado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, quien ha achacado el empeoramiento de la situación financiera de la Generalitat al incremento del gasto social.

Por su parte, el resultado presupuestario ajustado, que refleja la diferencia entre la totalidad de los derechos reconocidos netos en el ejercicio y las obligaciones reconocidas netas, se ha situado en 2021 en 718,17 millones (un 30 % más que en 2020) ya que se imputa un incremento de los pasivos financieros derivados de operaciones de endeudamiento por el FLA, así como otras operaciones de financiación.

El resultado ajustado ha experimentado una tendencia de mejora continuada en los últimos tres años: en 2019 fue de -842,4 millones, en 2020 fue positivo en 552,1 millones y en 2021 se situó en 718,2 millones, que se imputa a un incremento de los pasivos financieros derivados de operaciones de endeudamiento por el FLA, así como otras operaciones de financiación.

Soler ha destacado que el resultado evidencia el compromiso del Gobierno valenciano con la recuperación económica y la protección del escudo social de los valencianos, y con la lucha contra la crisis sanitaria y en defensa de un estado del bienestar fuerte para proteger a los más vulnerables y garantizar el principio de igualdad constitucional. ”Hemos cumplido con nuestra responsabilidad, sin tener los recursos necesarios”, ha afirmado en relación al sistema de financiación autonómica.

Los ingresos han crecido en menor medida que los gastos, en 1.457 millones (9 %) frente a los 1.693 millones de incremento del gasto para hacer frente al segundo año de pandemia, lo que refleja la infrafinanciación valenciana para hacer frente a unos servicios públicos fundamentales de calidad y que se aproximen a los de la media española, según la Conselleria.

El gasto en las políticas (capítulos I a VII), como las inversiones, las ayudas económicas para hacer frente a la crisis de la COVID-19, el refuerzo de los servicios fundamentales, políticas de desarrollo regional como el empleo o la lucha contra la despoblación, se han elevado hasta la cifra récord de 19.525 millones, un 9,5 % más.

También el capítulo de transferencias de capital se ha incrementado en más de 400 millones de euros, hasta los 959, lo cual ha provocado, según ha explicado Soler, que el nivel de ejecución de estas ayudas haya sido más lento, puesto que a 31 de diciembre de 2021 se encontraba en el 37,3 por ciento.

En cuanto al resultado de Tesorería de la Generalitat, este mejora en 935 millones de euros, desde los -2.542 millones de euros, hasta los -1.607 millones, gracias a los fondos percibidos dentro del plan Resistir Plus. En este sentido, el conseller de Hacienda ha urgido al Ministerio de Economía ha permitir que el Gobierno valenciano pueda hacer uso del remanente de estos fondos -que asciende a 300 millones de euros- para ayudar a las empresas a superar las actuales circunstancias de crisis ocasionadas por la guerra en Ucrania.

Remanente del Plan Resistir Plus

Por otra parte, Soler ha pedido al Ministerio de Economía que el remanente de 301 millones de euros del Plan Resistir Plus que tiene la Generalitat se destine a ayudar a los refugiados de Ucrania y a las empresas con problemas por el aumento de los costes energéticos.

El conseller de Hacienda ha explicado que de las ayudas del plan de solvencia del Ministerio, que la Generalitat ha articulado a través del plan Resistir Plus, se han devuelto 34 millones y quedan en reserva 301 millones que se podrían utilizar en este nuevo contexto si se replanteara la normativa.

Por ello ha pedido al Ministerio que permita a la Comunitat Valenciana hacer uso de este remanente para ayudar a las empresas afectadas por la subida de los precios de la energía y la guerra en Ucrania, y también para ayudar a los refugiados que lleguen a la región.

Según Soler, cuando se diseñó el plan los costes de la energía y el precio de los materiales no habían experimentado el alza de los últimos meses y ahora, en la situación actual, la Administración Pública “ha de acudir a paliar lo máximo que pueda”, y la valenciana puede colaborar en esa ayuda con el Gobierno de España y la UE.

Ha explicado que del Resistir Plus, la Generalitat ha hecho hasta tres convocatorias y finalmente ha devuelto 34 millones y ha habido un remanente que podría destinar a ayudar a las empresas y a los costes sociales vinculados a los refugiados de la guerra, aunque a lo mejor “no es suficiente”, ha dicho.