Ximo Puig se conforma con los anuncios de Sánchez mientras urge a intervenir la economía para rebajar el precio energético

El presidente valenciano asegura que los sectores más afectados por las consecuencias de la guerra de Ucrania recibirán ayudas

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, comparece en la conferencia de Presidentes, en el Museo Arqueológico Benahoarita
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, comparece en la conferencia de Presidentes, en el Museo Arqueológico Benahoarita FOTO: Jesús Hellín Europa Press

La situación es grave, pero el Gobierno trabaja para reducir su impacto. Este sería el resumen de la intervención que ha realizado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras la Conferencia de Presidentes que se ha celebrado hoy en La Palma, en la que ha reivindicado que es la hora de intervenir la economía y de hacer “todo lo posible y lo imposible” para rebajar los precios energéticos y aliviar la “situación de agobio” que están sufriendo empresas, industrias y familias.

“Salgo de la conferencia sabiendo de la enorme dificultad que nos espera, sin engañar a nadie”. El análisis de Puig del encuentro es muy diferente al realizado por otros presidentes regionales que, como el murciano López Miras, aseguran que no se ha llegado a ningún acuerdo concreto.

Ha asegurado que Sánchez ha recabado en esta reunión el apoyo de todos para lograr en Europa una posición favorable a la intervención en los precios energéticos y conseguir bajar los precios. “Es el momento de Europa, que ya ha sido la solución en la crisis pandémica y ahora debe serlo en la consolidación de esa Europa renacida y fuerte”, ha defendido Puig, quien se ha mostrado satisfecho de que de esta Conferencia salga una “mensaje claro a la sociedad” de que “todas las instituciones vamos a trabajar juntas”.

Según Puig, “Europa necesita la misma intervención que hizo en su momento Mario Draghi”, expresidente del Banco Central Europeo, “cuando se atacaba el euro y dijo que Europa haría todo lo posible e imposible para solucionar este ataque al euro”.

Además, ha celebrado la puesta en marcha de un plan nacional de repuesta a la crisis, en cuya elaboración va a participar directamente la Comunitat Valenciana, pues cuenta con sectores económicos “especialmente afectados”, como pueden ser la cerámica y el textil, entre otros.

Ha destacado que estos sectores tendrán ayudas y apoyo específicos, tanto por parte del Gobierno como de la Generalitat, que aportará “acciones complementarias o subsidiarias de las que se puedan adoptar en el plan nacional”.

En este sentido, ha avanzado que este lunes se reunirá con los agentes sociales y económicos valencianos “para cimentar una posición de la Comunitat Valenciana” con el objetivo de que el plan del Gobierno recoja las perspectivas de esta autonomía.

Durante su intervención, el presidente ha reclamado que se extienda el marco temporal de ayudas de Estado a empresas y sectores afectados por el aumento del coste de la energía; la minoración de los impuestos especiales a la electricidad y los hidrocarburos, y añadir un suplemento energético al Ingreso Mínimo Vital, según ha informado la Generaitat.

Ha puesto especial énfasis en el impulso a las energías renovables, y ha propuesto flexibilizar la tramitación de la instalación de plantas de renovables, al tiempo que ha defendido que la Administración ha de ser aceleradora de la transición energética y no una barrera.

Ha pedido que se prioricen los PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) relacionados con proyectos energéticos y con los que permitan acelerar la actividad económica y la creación de empleo.

También ha pedido impulsar un plan de choque que permita agilizar las licencias de obra y de actividad en el Plan de Eficiencia Energética en la Edificación, y ampliar la moratoria para empezar a devolver los préstamos del ICO que se otorgaron durante la pandemia y que vence en junio.

Además, ha solicitado crear una línea Ucrania para préstamos bancarios a empresas de uso intensivo de energía o afectadas por la falta de materias primas, y que el ICO cuente con líneas de financiación preferente con tipos de interés del 0 % y sin comisiones.

Finalmente, ha señalado como esencial instar a la Unión Europea para que favorezca la importación de materia prima de los principales productores del mundo ante el riesgo de desabastecimiento en el sector primario.