Abusa y agrede a su pareja, de 15 años, embarazada

La Fiscalía reclama 48 años de prisión para un hombre de 48 años

La investigación la dirige la Fiscalía Anticorrupción de Valencia
La investigación la dirige la Fiscalía Anticorrupción de Valencia FOTO: KIKE TABERNER

La Fiscalía Provincial de Valencia reclama una condena de 48 años de prisión para un joven de 29 años acusado de haber abusado sexualmente, maltratado y amenazado de muerte en reiteradas ocasiones a su pareja, una chica de 15, que sufrió estas agresiones incluso estando embarazada.

La Audiencia ha programado para este lunes el juicio por estos hechos, que constituyen en opinión del fiscal tres delitos de agresión sexual, dos delitos de maltrato y uno de amenazas.

El procesado es un joven nacido en 1993, que ya fue condenado en julio de 2018 por un juzgado de Carlet (Valencia) a 40 días de trabajos en beneficio de la comunidad por un delito de violencia de género.

Según consta en la calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso EFE, el procesado inició una relación sentimental con una menor nacida en marzo de 2003 (tenía 15 años cuando se produjeron los hechos) que duró hasta octubre de 2019, fecha en la que pusieron fin a la misma a causa de dos denuncias interpuestas por la madre.

Siempre según el fiscal, los problemas empezaron a surgir a los seis meses a consecuencia del “carácter celoso del acusado”, que derivaron en una situación de “asimetría y dominación” hacia la joven. Controlaba los mensajes que ella recibía de sus amigos y sus contraseñas de las redes sociales y no le permitía salir sola.

Era habitual, asimismo, que él le propinase empujones o tirones de pelo cuando ella no le daba la razón o hacía lo que él quería, y para evitar que ella le dejase la intimidaba diciendo que se tiraría del balcón cogiéndola de la mano, generando así una “situación continua de violencia física y verbal que causaba miedo, control e intimidación”.

En julio de 2019, cuando ambos se encontraban de vacaciones en Oropesa (Castellón), se produjo una discusión porque ella se quedó embarazada. En el transcurso de la misma el encausado la cogió del pelo y le propinó varios golpes hasta que el hermanastro de ella intervino para detener la agresión.

En estas mismas fechas, el procesado obligó a la menor a mantener relaciones sexuales contra su voluntad hasta en tres ocasiones, según relata el fiscal en su escrito de acusación.

En este mismo escrito se detallan episodios de amenazas hasta julio de 2020, cuando ya habían sido denunciados los hechos. Como consecuencia de las agresiones la joven sufre una “sintomatología ansioso-reactiva que se acompaña de respuestas conductuales evitativas que afectan a su vida diaria, además de estrés postraumático”.

El fiscal considera al procesado responsable de tres delitos de agresión sexual, uno de malos tratos, otro de amenazas leves y otro de maltrato psicológico habitual, con los agravantes de parentesco, discriminación por género y reincidencia.