Investigan una agresión grupal a una alumna de 11 años en Benejúzar (Alicante)

Los supuestos asaltantes, menores de 14 años, habrían grabado un vídeo

Policía Nacional de Elche
Policía Nacional de Elche FOTO: POLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

La Fiscalía de Menores de Alicante instruye el expediente de una presunta agresión grupal a una alumna de 11 años por parte supuestamente de varios compañeros suyos de un colegio público de Benejúzar (Alicante), quienes, además, habrían grabado un vídeo del hecho, según han confirmado a Efe fuentes conocedoras del caso.

Según las mismas fuentes, la Guardia Civil continúa con la investigación de estos hechos, tras haber sido denunciados la semana pasada, y ha puesto en conocimiento de los mismos a la Fiscalía de Menores de Alicante, al ser el órgano competente que lleva la instrucción del expediente.

La presunta agresión grupal sucedió el pasado día 16 fuera del centro educativo y los supuestos agresores son “inimputables al tener menos de 14 años”, han señalado estas fuentes.

Por su parte, fuentes de la Conselleria de Educación han indicado a Efe que este departamento, “ante la agresión grupal a una alumna de Benejúzar, ha activado todos los mecanismos previstos en el Plan de prevención de la violencia y de promoción de la convivencia escolar, el PREVI, y está acompañando al centro educativo en todo aquello que necesite para evitar que esta situación de acoso escolar vuelva a ocurrir”.

“Lo primero que hay que tener en cuenta es que la agresión se produjo fuera del centro educativo y, como todas las incidencias del entorno escolar, toda la información disponible ya se ha remitido a la Delegación de Gobierno por parte de la Conselleria”, han añadido.

El centro educativo, que cuenta con el respaldo y asesoramiento del personal especializado de la Unidad de Orientación Educativa (UEO) de Convivencia y Conducta de Alicante, ya ha puesto en marcha diferentes actuaciones encaminadas a restablecer la convivencia y evitar que se repita cualquier tipo de agresión, especialmente las grupales, así como alertar a todo el alumnado de las consecuencias del uso inapropiado de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), han explicado fuentes de la Conselleria de Educación.

“En este sentido ya se está trabajando con todo el alumnado implicado en la agresión, realizando reuniones de mediación con sus familias, y también ha contactado con las fuerzas de seguridad para planificar talleres con todo el alumnado del centro sobre el uso indebido de las TIC”, según la Conselleria de Educación.