La Generalitat pide al Ministerio de Justicia la creación de once nuevos juzgados

Se ubicarían en los partidos de València, Alzira, Llíria, Sagunt, Sueca, Alicante, Elche, Nules y Quart,

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo
La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo FOTO: Ana Escobar EFE

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ha solicitado al Ministerio de Justicia la creación de once nuevos juzgados y tres plazas de magistrados para aliviar la carga de trabajo de los tribunales de la Comunitat Valenciana.

Las nuevas unidades judiciales se ubicarían en los partidos de València, Alzira, Llíria, Sagunt, Sueca, Alicante, Elche, Nules y Quart, según ha explicado Bravo durante su intervención en la Conferencia Sectorial de Justicia del Gobierno con las comunidades autónomas que se celebra este viernes en Avilés (Asturias).

Según la Generalitat, con la propuesta se pretende aliviar la carga de trabajo de la Administración de Justicia de la Comunitat Valenciana cuya tasa de litigiosidad es del 118,5 por ciento y acercarla así a la media nacional, que es del 116,5.

Este aumento de la planta judicial afectaría a los partidos judiciales de València, Alzira, Llíria, Sagunt, Sueca, Alicante, Elche, Nules y poner en marca el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Quart de Poblet cuya entrada en funcionamiento quedó en suspenso en junio de 2011.

Según Bravo, estas nuevas unidades solicitadas irían a partidos judiciales que están “muy saturados de trabajo”.

Distribución por provincias

La propuesta de la consellera incluye, para la provincia de Valencia, la creación del Juzgado 5 de Violencia sobre la Mujer en la capital (que surge de la agrupación de juzgados especializados de Valencia, Mislata y Quart de Poblet). Esta concentración de juzgados se propone también para crear el de Violencia sobre la Mujer número 1 de Alzira (que agrupa el de Carlet) y el número 1 de Sueca (que asume el de Catarroja).

Se solicita, además, la creación de tres juzgados de Primera Instancia e Instrucción para Llíria (el 8) y Sagunt (el 7), así como la dotación de una plaza de magistrado para la Sala de Apelaciones del Tribunal Superior de Justicia y otras dos más para las secciones 9 y 10 de la Audiencia Provincial.

Para Alicante, la solicitud incluye la puesta en marcha del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 (que asumiría la demarcación de San Vicent del Raspeig) y la creación del Juzgado de lo Penal 11 con competencia exclusiva sobre Violencia sobre la Mujer.

El nuevo Juzgado sobre esta materia de Elche (el número 2) agruparía también la demarcación de Novelda. La propuesta de ampliación de planta judicial en la provincia de Alicante se completa con la petición del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 para la capital ilicitana.

Por último, para la provincia de Castellón, se solicita la creación del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 6 de Nules.

La consellera ha remarcado su propuesta de agrupar juzgados especializados en Violencia de Genero “que ha sido consensuada con la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia” porque, según ha dicho, “no podemos consentir que haya una justicia de primera y otra de segunda”, en referencia a que las víctimas del terrorismo machista no reciben igual atención en un juzgado especializado que en otro ordinario.

Por otra parte, Bravo ha lamentado que la Administración de Justicia no haya recibido fondos europeos Next Generation para mejorar la eficacia energética de los edificios judiciales, como sí ha ocurrido en otras áreas.

Así, ha recordado “los buenos resultados” que han dado iniciativas como el Programa Jessica o los Fondos Feder que, en el caso de la Comunitat Valenciana, han permitido alcanzar una inversión de 18,2 millones de euros para llevar a cabo 65 proyectos en 27 inmuebles de forma que, en dos años, el 70 % del parque inmobiliario judicial valenciano “será sostenible”.