Los médicos valencianos amenazan a Barceló con nuevas demandas

Denuncian que no ha convocado a la Mesa Sectorial para consultar las nuevas medidas

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, durante su comparecencia en Les Corts del pasado lunes
La consellera de Sanidad, Ana Barceló, durante su comparecencia en Les Corts del pasado lunes FOTO: Kai Försterling EFE

El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) tiene claro que no va a cejar en su empeño de que la Conselleria de Sanidad les haga partícipes de todas las decisiones importantes que atañen al colectivo. Es el caso del paquete de medidas que anunció la consellera del ramo, Ana Barceló, el pasado lunes en la Comisión de Sanidad de Les Corts, y que, según denuncia el CESM-CV, no han sido consultadas con la Mesa Sectorial, un trámite que «no puede ser meramente informativo».

Las medidas expuestas por Barceló, que se enmarcan en un nuevo decreto, pasan por facilitar la movilidad de los galenos a los puestos de difícil cobertura a través de una serie de incentivos, como la reducción del tiempo de permanencia en cada grado para la progresión en la carrera profesional; más puntuación en los procesos de selección y para alcanzar objetivos en la productividad variable, y prioridad para participar en actividades formativas y de investigación.

Según el secretario general del CESM-CV, Víctor Pedrera, se trata de medidas de un «importante calado» que deberían de haberse consultado previamente con la Mesa Sectorial. Por ello, en una misiva remitida ayer a la consellera, el sindicato insta al Departamento de Barceló a convocar «de manera urgente» a esta mesa, de lo contrario, dicen en la carta, «no vamos a dudar en acudir a los tribunales si se sigue vulnerando nuestro derecho de libertad sindical, pretendiendo que se convierta la Mesa Sectorial en un mero trámite informativo de sus proyectos de reforma».

Las medidas que se pretenden implementar, dicen en la misiva, «afectan de manera directa a las condiciones de trabajo de los médicos que representamos: anunciadas movilidades, nuevas formas de organización con la creación de direcciones paralelas en los centros de salud, ‘alianzas estratégicas’, con independencia de la denominación que se les aplique, parecen encaminadas a una movilidad del personal, sin que se fijen las condiciones en las que se llevará a cabo, y todo ello, cuando no se han solucionado problemas y carencias que venimos reclamando desde hace años», señalan.

Además, la organización recuerda que «siguen sin solucionarse, a pesar de existir incluso acuerdos que se vulneran de manera reiterada, problemas como es el transporte de los médicos en atención domiciliaria o urgente, se siguen manteniendo a innumerables médicos con contratos ilegales, como son los de refuerzo o atención continuada/urgencias, continúan las agendas imposibles de atender, cupos inviables, plantillas mermadas y/o reducidas, e ignoramos cuantos médicos de familia o pediatras, de esas 1.600 plazas anunciadas, pretenden contratar, ello con relación a la Atención Primaria, que igualmente es extendible a la atención hospitalaria, que no especializada, pues ambas son atenciones médico-sanitarias especializadas».

Plan de atención primaria

El nuevo decreto anunciado por Barceló en Les Corts el pasado lunes se enmarca en el Plan de Atención Primaria presentado por Barceló ante los medios el pasado mes de enero, un plan que también levantó polémica dentro del colectivo por no haber sido consultados en su elaboración.

Tras la presentación, tanto desde el CESM como desde el Foro de Médicos, se presentaron alegaciones al proyecto de la Conselleria que, por el momento, no han obtenido respuesta.

Barceló explicó en aquel momento que a partir del mes de abril empezarían a reunirse con las organizaciones médicas para escuchar sus peticiones y adaptar las medidas a las necesidades expuestas.

Una de las principales peticiones de las asociaciones médicas es que, de las 6.000 nuevas plazas anunciadas para la sanidad pública valenciana, la mayoría de ellas sean de médicos, y no para otros colectivos profesionales, como los auxiliares administrativos o celadores, como sucedió con las plazas creadas durante la pandemia.