El Ayuntamiento de Valencia y los sindicatos pactan prorrogar el acuerdo laboral hasta 2023

El texto fue aprobado por unanimidad en 2016

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado de la regidora de Gestió de Recursos, Lluïsa Notario, junto a los  representantes de la Mesa General de Negociación
El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado de la regidora de Gestió de Recursos, Lluïsa Notario, junto a los representantes de la Mesa General de Negociación FOTO: La Razón Ajuntament de Valencia

El alcalde de València, Joan Ribó, la concejala de Gestión de Recursos, Lluïsa Notario, y los representantes de las cinco organizaciones sindicales integrantes de la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento de València, UGT, CCOO, CSIF, STAS-Intersindical y SPPLB, han firmado este miércoles la renovación del Acuerdo Laboral vigente para el personal municipal funcionario y laboral, por la que se prolongan las condiciones del convenio en vigor hasta diciembre del año que viene, 2023. La Corporación y las organizaciones sindicales han decidido por unanimidad proceder a la renovación del acuerdo laboral vigente, con lo que se da cobertura a los dos mandatos.

Tras la extinción del actual acuerdo a finales de 2023, se procederá a la negociación de un nuevo texto que regirá las condiciones laborales en el periodo 2024-2028. El alcalde ha recordado, de hecho, que el actual texto ya fue fruto de un acuerdo unánime de las organizaciones sindicales con la Corporación el año 2016. El convenio prorrogado “ya recogía todo un catálogo de nuevos derechos y regulación de los ya existentes, que ha satisfecho las necesidades de las y los empleados públicos, y que puso las bases para el desarrollo de las políticas de personal que ha venido desarrollando el Ayuntamiento de València”, ha explicado Joan Ribó, que ha señalado que dichas políticas “se han traducido en un fuerte incremento del personal público, en el reforzamiento de las políticas públicas y servicios a la ciudadanía, en la implementación de la carrera profesional horizontal y en las políticas de formación del personal al servicio del Ayuntamiento, entre otros aspectos”, ha subrayado el alcalde.

Por su parte, la concejala de Gestión de Recursos, Lluïsa Notario, ha señalado que “este acuerdo supuso un cambio de paradigma respecto al anterior convenio de 2012, cuya única garantía era no despedir a ningún trabajador o trabajadora”. “El convenio que ahora prorrogamos fue un convenio revolucionario –ha subrayado- que cambió radicalmente las condiciones laborales y la política de gestión de personas”. “Y que además –ha añadido- ha permitido ‘desprecarizar’ las condiciones laborales del personal municipal, implantar un sistema pionero de carrera profesional, e innovar en las políticas de personal, en las áreas de productividad, promoción, movilidad, formación y motivación, fundamentalmente”, ha añadido la concejala. “Ha sido un acuerdo del cambio y de la recuperación de derechos, y un acuerdo histórico y modélico, que está plenamente vigente”, ha asegurado.

Medidas innovadoras en la gestión del personal

Notario ha detallado “las medidas innovadoras en la gestión de personal que ha implementado el Gobierno de Joan Ribó a lo largo de estos años, poniendo en el centro a las y los trabajadores, lo que ha hecho de nuestro ayuntamiento un referente para otras administraciones”, ha afirmado. Entre los logros del acuerdo en vigor, Notario ha destacado el incremento de la plantilla municipal en más de 400 personas desde 2016, el diseño de un plan de formación con un presupuesto cuadruplicado, la aprobación de ofertas de empleo cada año, la aprobación de un protocolo de teletrabajo inspirado en otras administraciones públicas europeas o medidas pioneras como las implantadas durante la pandemia o en el proceso de consolidación de las plazas ocupadas por personal interino. Finalmente, la concejala de Gestión de Recursos ha agradecido “la disposición de los sindicatos para alcanzar el acuerdo”, y ha destacado que, de nuevo, la firma haya sido unánime, “como en 2016, algo que no sucedía en esta casa desde hacía muchos años”.

Han firmado el acuerdo los representantes de las cinco secciones sindicales municipales: Arantxa Millán, de UGT; Mari Carmen López Rubio, de CCOO; José Vicente Tarazona, de CSIF; José Luis Boix, de STAS-Intersindical; y Jesús Santos, de SPPLB. En nombre de todos ellos ha intervenido Arantxa Millán, quien ha agradecido “la predisposición de la Corporación para negociar con nosotros sobre todos los temas en las diferentes mesas de negociación, así como también la vía abierta de diálogo que ha sido satisfactoria cien por cien y por la que hemos llegado al mejor acuerdo que podíamos llegar”. “Tenemos un muy buen convenio, dadas las circunstancias en las que nos encontramos –ha afirmado la representante sindical- un acuerdo unánime que es muy positivo para todos los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de València”.

El acuerdo unánime de la Mesa General de Negociación implica la renovación del vigente Acuerdo Laboral hasta el 31 de diciembre de 2023, y contempla dos acuerdos importantes “para continuar avanzando en la mejora y eficacia de la gestión municipal y una mejor calidad de la atención y prestación del servicio público”, en palabras de la concejala Notario. En primer lugar, en el contexto del desarrollo de la carrera profesional horizontal iniciada en 2017, se pondrá en marcha, a partir del mes de mayo, la implementación de los factores 2 Y 3 de evaluación del desempeño del personal funcionario de manera individualizada. El factor 2 (Plan de Mejora Individual) consiste en la evaluación del logro de las acciones de mejora fijadas en una entrevista profesional previa, mientras que el factor 3 se refiere a la evaluación del desempeño y valorará la profesionalidad o apreciación de la conducta laboral en el ejercicio de las tareas, funciones y responsabilidades asignadas, mediante el sistema de gestión por competencias.

La primera evaluación de estos dos factores, que será de carácter anual, se referirá al periodo mayo de 2022-abril de 2023, y su puesta en marcha supondrá un incremento para todas las categorías profesionales del personal y los diferentes Grupos de Desarrollo Profesional (GDP) de 100 euros mensuales desde el GDP1 al GDP4, y de 60 euros mensuales para los trabajadores públicos integrados en el Escalón de Progresión de Grado número 3 del GDP0.

Por otro lado, el acuerdo de la Mesa incluye la revisión de las Instrucciones y Circulares que han regido la concesión de los diferentes permisos de reducción de jornada a fin de introducir los cambios normativos que se han producido desde la entrada en vigor del Acuerdo Laboral, y la revisión de las posibles disfuncionalidades que se han podido producir como consecuencia de las diferentes regulaciones legales.

El alcalde, Joan Ribó, ha concluido el acto de firma del acuerdo manifestado “la apuesta clara de este gobierno para mejorar la calidad de vida laboral de su personal, el activo más importante de esta administración, como herramienta por la mejora a la vez de la calidad de los servicios a la ciudadanía, con la implantación de unas políticas de personal centradas en las personas y gestionadas con transparencia y rigor, que han situado a nuestra administración como un referente en gestión de personas. Cuidando las personas de dentro –ha subrayado- mejoramos la calidad del servicio a las personas de fuera”.