Detenido en Valencia un hombre de 46 años cuando agredía a su expareja

Los agentes localizaron e intervinieron una pistola, que resultó no ser auténtica

El hombre se encontraba en el salón de la vivienda, con todo revuelto y objetos rotos, propinando puñetazos en las piernas a la víctima
El hombre se encontraba en el salón de la vivienda, con todo revuelto y objetos rotos, propinando puñetazos en las piernas a la víctima FOTO: La Razón La Razón

La Policía Nacional ha detenido en un domicilio del distrito valenciano de Trànsits a un hombre de 46 años tras localizarlo mientras estaba agrediendo a su mujer en el salón de la vivienda y le ha requisado un arma de fuego simulada.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana en un comunicado, los hechos ocurrieron alrededor de las 13 horas de este miércoles, y los agentes fueron avisados por la sala del 091.

Los policías ya escucharon los gritos desde la calle al acudir al citado domicilio y al subir encontraron a una menor en el rellano que afirmaba muy nerviosa que “le pega”, a la vez que condujo a los policías hasta el salón de la vivienda.

En el interior del piso, los agentes observaron a una mujer apoyada contra la pared, intentando zafarse de un hombre que le propinaba puñetazos en las piernas, por lo que redujeron al agresor.

Asimismo, comprobaron que el salón estaba totalmente revuelto, con objetos rotos por el suelo.

Los policías averiguaron que el agresor era expareja de la víctima y que, si bien ya no mantenían ninguna relación, continuaban conviviendo en la misma vivienda.

Este, al parecer, habría regresado esa mañana muy agresivo, increpando, empujando y zarandeando a la mujer, todo ello en presencia de la hija menor de esta.

Los agentes localizaron e intervinieron una pistola, que resultó no ser auténtica, una navaja de 8 centímetros de hoja, así como una espátula de 18 centímetros, efectos al parecer propiedad del sospechoso.

El hombre, que no tiene antecedentes policiales, fue detenido como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y el juez le ha prohibido comunicarse o acercarse a la víctima.