Puig explica que el retorno económico de la Copa América no estaba asegurado y por eso no se optó

Considera que Málaga tuvo las mismas dudas que Valencia

El catamarán del Alinghi suizo (d) y el trimarán del BMW-Oracle estadounidense (i) al inicio de la primera regata de la 33ª edición de la Copa del América que se disputó en aguas de Valencia (Imagen de archivo).
El catamarán del Alinghi suizo (d) y el trimarán del BMW-Oracle estadounidense (i) al inicio de la primera regata de la 33ª edición de la Copa del América que se disputó en aguas de Valencia (Imagen de archivo). FOTO: Juan Carlos Cárdenas EFE

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se ha pronunciado hoy sobre la Copa América y ha asegurado que “no se concretó la cantidad” que habría que aportar y el estudio de viabilidad “no nos pareció que nos fuera a asegurar el retorno”, por lo que finalmente no se apostó por celebrarla en València.

El presidente ha hecho estas declaraciones hoy en Madrid en el segundo Foro Económico Español Wake up Spain!, organizado por El Español, Invertia y D+I.

Preguntado por la Copa América, que finalmente se celebrará en Barcelona, Puig ha contestado: “nosotros estamos absolutamente vinculados con la economía real, la digitalización, la modernización, y la transición energética y también queremos peso en el turismo”.

Y ha asegurado que cuando se habla mal del turismo es “absurdo”, porque tiene “mucho futuro y es crucial para nuestra economía” y por tanto, “eventos que sirvan para relanzar el turismo lo vamos a apoyar siempre”

Sin embargo en el caso de la edición de la Copa América, hubo “dificultad para entender el coste” y, en tiempos en los que “no tenemos muchos recursos”, es necesario “acertar bien en las inversiones”.

Por tanto, se intenta ser “muy rigurosos con la cuestión económica” y en este caso, “el estudio de viabilidad no nos pareció que nos permitiera asegurar el retorno” y, aunque se habló de alternativas, “no se concretó la cantidad y cuando nos jugamos muchos recursos y no tenemos clara la rentabilidad hay que jerarquizar”.

Puig ha dicho que Málaga tampoco lo aceptó y que le parece bien que sí lo haya hecho Barcelona, porque “es positivo que haya una decisión que se habrá evaluado”, pero “nosotros no teníamos datos suficientes”.