El Ayuntamiento de Valencia exige al club que construya el estadio de 70. 000 espectadores para lograr la licencia

Gómez asegura que es “innegociable” que el nuevo Mestalla tenga la capacidad prevista en la ATE para albergar eventos internacionales

Vista general de las obras del Nuevo Mestalla, cuyas obras llevan 13 años paradas
Vista general de las obras del Nuevo Mestalla, cuyas obras llevan 13 años paradas FOTO: BIEL ALINO EFE

La Conselleria de Obras Públicas es partidaria de que se caduque anticipadamente la Actuación Territorial Estratégica (ATE) del Valencia CF y de mantener los derechos urbanísticos terciarios que le otorgaba ese instrumento solo si el club cumple con las obligaciones de ese acuerdo, entre las que remarca que debe haber un mayor aforo que el planteado por el club. Estas son las principales conclusiones del informe que presentado hoy la vicealcaldesa de Valencia y responsable de Urbanismo, Sandra Gómez.

Gómez ha hecho especial hincapié en el aforo y explicó que el club ha solicitado una licencia para un estadio de 45.573 espectadores sin un compromiso de ampliación, cuando los acuerdos con las administraciones establecen que debe ser de 70.000.

En cuanto a la necesidad de que el club incluya una solución técnica para que se puedan celebrar eventos de atletismo, uno de los objetivos originales del consistorio, Gómez dijo que “puede haber un espacio de negociación” y destacó que las nuevas instalaciones abogan por pistas “no permanentes”, según recoge Efe.

La vicealcaldesa se mostró abierta a que se pueda “matizar” pero recalcó la importancia que eso tiene para la ciudad. “No resultaría admisible que el estadio que finalmente se construya no alcance esas exigencias mínimas y mucho menos que fuera más pequeño que el actual Mestalla”, señala el informe.

“Acabar el estadio de cualquier manera o con cualquier tipo de aforo no es cumplir con el espíritu de la ATE, había un objetivo de tener un estadio con más aforo para poder atraer eventos internacional y nacionales. Es innegociable que cumpla con las características que se negociaron”.

Gómez ha defendido un nuevo convenio con el club en el que se vincule su acceso a los derechos que le daba la ATE tanto en la parcela del actual Mestalla como en la del Nou Mestalla al cumplimiento (o garantía del mismo) de los compromisos que adquirió el club tanto en sus convenios con el ayuntamiento como en la propia ATE.

“Proponemos una solución razonable y que garantiza la viabilidad del club y tener un estadio a la altura. Un nuevo convenio en el que se condicione las licencias a que el club cumpla con los compromisos suscritos. Un instrumento que suspenda el otorgamiento de licencias de terciario si el club no cumple con los compromisos. El club podrá tener derecho a construir el terciario siempre y cuando cumpla con todas las obligaciones. Vinculamos los derechos económicos al cumplimiento de las obligaciones”.

Aunque el informe remitido a la Conselleria habla de la suspensión de todas las parcelas “a las que el plan ATE asigne un uso dominante residencial o terciario”, tanto en la parcela del actual estadio, como en la del nuevo, lo que abriría la puerta a que se viera afectada también la parte de viviendas.

Desde el departamento de Gómez aclaran que solo afectaría al terciario porque fueron esas parcelas las que vieron aumentada su edificabilidad con el paso del PAI de 2007 a la ATE.

“Es competencia de la Generalitat determinar los derechos pero siempre y cuando se garanticen los compromisos de los que nacieron esos derechos. Si la Generalitat se plantea mantener vivos los derechos del club tanto en Mestalla como en la parcela de Les Corts deberán mantener vivos los compromisos y obligaciones. Si no se garantiza que va a cumplir los compromisos no se pueden mantener los derechos. Es la posición sensata pero también la posición legal”, subrayó.

Otras instalaciones

Entre las obligaciones del club, además del aforo, insiste en que según lo firmado el nuevo estadio debe estar al nivel de los mejores europeos e incluir un museo del club, la sede social y espacios comerciales. Además, el informe apunta a que en la zona de Les Corts el club debe ejecutar medidas correctoras en el plan de movilidad, la urbanización del entorno y la construcción del polideportivo de Benicalap.

En cuanto a la parcela del actual Mestalla se pide la ejecución de la “fase 2″ del proyecto, que incluye la demolición del estadio y la urbanización del entorno, incluyendo también medidas indicadas en el Estudio de Movilidad y de mejora de la calidad de vida del entorno.

En cuanto a la caducidad anticipada dijo que la Conselleria ya tiene “prácticamente cerrado” el proceso y señaló que la posición del consistorio, como ya apuntó hace un año, es que sea así por los incumplimientos del club como promotor.

Gómez dejó abierta la opción al club para que siga adelante con su actual proyecto y explicó que dado que si decae la ATE entraría en vigor el PAI de Mestalla de 2007 y el club podría seguir adelante con sus planes de viviendas en la parcela del actual estadio, pero que los metros terciarios contemplados en ese plan son reducidos.

Eso sí, aseguró que en ese caso, se mantendría la obligación de la entidad de hacer el polideportivo de Benicalap porque aunque es algo que recoge la ATE se acordó en los convenios previos por la permuta de solares entre el ayuntamiento y el club.