Mónica Oltra anuncia su dimisión

La hasta ahora vicepresidenta de la Generalitat ha anunciado su dimisión en el cargo tras irrumpir por sorpresa en la Comisión Ejecutiva que su partido había convocado para esta tarde

Finalmente se ha producido lo que todos estaban esperando desde que el jueves de la semana pasada se conoció la imputación de Mónica Oltra por parte del TSJCV en el caso que investiga la actuación de su Conselleria tras conocerse los abusos a una menor por parte de su exmarido.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha anunciado esta tarde su dimisión en el cargo tras irrumpir por sorpresa en la Comisión Ejecutiva que su partido había convocado para esta tarde. He pedido a la ejecutiva de Compromís hacer esta rueda de prensa para comunicar que presenta la dimisión de les Corts y del Gobierno “para no comprometer el proyecto político de Compromís”, ha dicho Oltra hace unos momentos.

“La verdad solo tiene un camino”, ha señalado la líder de Compromís, quien se ha mostrado indignada al tratarse de una “dimisión provocada por una de las mayores infamias de este país”. Ha añadido, con la voz rota, que “en este país a cualquier político que quiera hacer políticas valientes se lo van cargar”.

Entre lágrimas, ha asegurado que esto no es una cuestión personal, sino política, y ha afirmado que esta decisión le “duele en el alma”.

La formación iba a reunirse, sin la presencia de Oltra, para estudiar las alternativas de futuro de la vicepresidenta, portavoz y consellera de Igualdad de la Generalitat valenciana. Pero ha habido un cambio repentino en el guion y finalmente ha sido la propia Oltra la que ha hecho acto de presencia y ha anunciado en una rueda de prensa repentina que no se había convocado, que dimite de todos sus cargos.

La presión sobre Oltra se iba haciendo cada día más pesada desde que el jueves la imputación llegó sobre el medio día. El viernes, durante la rueda de prensa tras el pleno del Consell, intentó salir lo más airosa posible de las preguntas de los medios de comunicación, pero había una realidad inapelable: estaba imputada y seguía en sus cargos, algo que había reprochado en multitud de ocasiones a sus adversarios políticos cuando se encontraba en la oposición.