Alicante

Bautismo de buceo en la Costa Blanca: esto es todo lo que necesitas saber

El verano es el momento perfecto para disfrutar de los sorprendentes fondos marinos de la provincia de Alicante

Los buceadores se comunican a través de señales con las manos
Los buceadores se comunican a través de señales con las manos FOTO: La Razón La Razón

La Costa Blanca llama la atención por sus espectaculares playas y calas, que enamoran y atraen cada año a locales ya foráneos. Denia, Jávea, Calpe, Altea... Son mucho más que bonitas playas, ya que sus fondos marinos resultan mucho más espectaculares. Para disfrutar de ellos solo es necesario realizar el llamado bautismo de buceo, es decir, una iniciación necesaria para realizar un pequeño curso de submarinismo o para realizar esta actividad a mayor profundidad.

Desde Turismo de la Comunidad Valenciana recuerdan que el clima privilegiado de esta zona de la costa mediterránea, con inviernos suaves, permite que los amantes del buceo puedan practicarlo durante las cuatro estaciones.

Pero para disfrutar de los fondos marinos de la Costa Blanca no hace falta ser un experto, sólo hay que realizar un bautismo de buceo a través de cualquier club con certificación oficial. Un bautismo de buceo consiste en iniciarse en este deporte, realizando una inmersión a poca profundidad.

Es una actividad que se puede realizar de forma puntual para visitar por un día el fondo marino de algún lugar concreto o también puede servir para probarlo antes de realizar un curso de buceo. El bautismo consta de dos partes, por un lado, la parte teórica donde el instructor de buceo explicará conceptos básicos sobre la inmersión y por otro lado la práctica, donde se baja a no más de 6 metros de profundidad con el instructor para descubrir un nuevo mundo.

Siempre se escogen lugares resguardados, con pocas corrientes para tener un entorno seguro para los principiantes. Por ejemplo, algunos puntos de inmersión conocidos son la Cala Tangó de Xàbia o el Penyal d’Ifach en Calpe.

La actividad suele tener una duración en total de unas 3 horas (30-40 minutos bajo el agua), y al finalizarla se hace entrega de un certificado de recuerdo.